Las esperas impredecibles pueden ser un problema para quienes intentan planificar un viaje, regresar a la escuela después de una cuarentena.

Por EFE

Una neoyorquina se hizo hace unas semanas una prueba gratuita de la covid-19 en un abrir y cerrar de ojos, y tenía su resultado al día siguiente, mientras que una residente de Colorado tuvo que desembolsar 50 dólares para un test que tuvo que hacerse a dos ciudades de distancia de su pueblo natal después de una frenética ronda de visitas a farmacias.

Un residente de Montana condujo una hora de ida y otra de vuelta para hacerse una prueba, y se preguntó si el resultado volvería a tardar cinco días.

Si bien la prueba de la covid-19 es mucho más fácil de conseguir de lo que era al principio de la pandemia, la capacidad de obtenerla, con resultados oportunos, puede variar ampliamente en todo el país. Un sistema de pruebas fragmentado, una logística complicada, el agotamiento de los técnicos y los picos de demandas contribuyen a este viaje lleno de baches.

«Todavía estamos donde estábamos hace 18 meses», dijo Rebecca Stanfel, la mujer de Montana que se hizo la prueba en septiembre en Helena y tuvo que esperar cinco días por el resultado, después de haber estado expuesta a alguien con el virus.

Las esperas impredecibles pueden ser un problema para quienes intentan planificar un viaje, regresar a la escuela después de una cuarentena, o incluso, si tienen, recibir un tratamiento con anticuerpos monoclonales que salvan vidas dentro de la ventana óptima.

La Casa Blanca dijo a principios de octubre que planea comprar pruebas rápidas de antígenos por valor de 1.000 millones de dólares para ayudar a mejorar el acceso a los kits de venta libre difíciles de encontrar. Pero las personas también enfrentan problemas para obtener pruebas moleculares, incluidas las pruebas de PCR.

Los laboratorios de salud pública ya no están paralizados por los cuellos de botella en el suministro de componentes de prueba individuales, como hisopos o reactivos, enfatizó Kelly Wroblewski, directora de programas de enfermedades infecciosas de la Asociación de Laboratorios de Salud Pública. Pero todavía soportan una gran carga de pruebas, que, a estas alturas, se esperaba que pesaran sobre laboratorios comerciales u hospitalarios.

Los laboratorios de todo tipo también enfrentan escasez de trabajadores al igual que los restaurantes, dijo Mara Aspinall, cofundadora del programa de diagnóstico biomédico de la Universidad Estatal de Arizona, quien también escribe un boletín semanal que monitorea la capacidad de pruebas a nivel nacional y forma parte de la junta de una empresa de pruebas rápidas.

“La escasez de personal es muy, muy real y está impidiendo que las personas aumenten su capacidad”, dijo.

Algo tan simple como la proximidad también marca la rapidez con la que los examinados obtienen resultados.

«El norte de Maine es un buen ejemplo», dijo Aspinall. «Todo lo que hagas con PCR te llevará un día más porque tienes que trasladar la muestra en avión o en auto».

Incluso en un lugar como Longmont, en Colorado, cerca de muchos laboratorios y hospitales, las muestras de PCR del sitio local de pruebas masivas se envían por aire todas las noches a un laboratorio en Carolina del Norte.

Este sitio de pruebas masivo se mudó recientemente a su ubicación original en el recinto ferial del condado después de estar en el estacionamiento de una pequeña iglesia durante el verano. La demanda de pruebas de PCR en el condado se cuadruplicó, al pasar de 600 pruebas semanales en julio a 2.500 en septiembre.

Chris Campbell, gerente de emergencias de Salud Pública del condado de Boulder, lo atribuye a la reapertura de las escuelas, un aumento en las infecciones y la dificultad para adquirir pruebas rápidas de venta libre.

Campbell dijo que a veces a los residentes les tomaba cuatro o cinco días obtener sus resultados de PCR, aunque eso se redujo a dos a medida que el contratista con el que trabajan, Mako Medical, ha recuperado la capacidad de su laboratorio.

“No hay excusa para tener un tiempo de respuesta tan largo. Realmente afecta nuestra capacidad para frenar realmente la transmisión”, dijo Campbell. «Y también tiene un impacto económico en las empresas, las escuelas y los jardines de infantes».

El laboratorio de Mako funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y la compañía utiliza aviones privados para acelerar el envío, según un comunicado de Josh Arant, director de operaciones. Si bien el tiempo medio semanal de respuesta de Mako nunca superó las 72 horas el mes pasado, el comunicado dice que en las últimas semanas ha devuelto los resultados a los residentes del área un promedio de 46 horas después de la recolección de la muestra.

Ahora hay dispositivos portátiles que pueden eliminar la necesidad de enviar muestras. Pueden realizar análisis moleculares, incluida la PCR, en menos de una hora, un proceso que suele tardar entre cuatro y cinco horas en un laboratorio.

Un camión de pruebas de Washington, D.C. tiene tres máquinas Cepheid, cada una del tamaño de una impresora. Combinados, pueden proporcionar resultados de PCR a una docena de personas en menos de una hora, sin costo alguno para los examinados.

Aún así, la demanda supera la oferta de pruebas moleculares tan rápidas, debido en gran parte a la montaña rusa de aumentos repentinos de casos, explicó Doug Sharpe, vicepresidente de ventas de capital de laboratorio de Medline Industries, que suministra componentes de prueba para la covid-19 a laboratorios de todo el país. “No estamos paralizados. Estamos vendiendo más ensayos de los que vendimos en el apogeo en 2020″, agregó.

Gigi Kwik Gronvall, inmunóloga del Johns Hopkins Center for Health Security que dirige el seguimiento del centro de las pruebas de la covid-19, sugirió que la variabilidad en el tiempo que se tarda en obtener resultados ha creado un mercado de vendedores si las empresas pueden entregar resultados en un tiempo específico. «La gente va a pagar por ese tipo de garantía», dijo. «Existe este potencial para que se desplume a las personas, seguro que sí».

MedRite ofrece resultados de PCR analizados en tres horas en Nueva York y Florida para aquellos que estén dispuestos a pagar más de 200 dólares cada uno. La compañía ofrece otras pruebas, como pruebas de antígenos y pruebas de PCR más lentas en laboratorio, sin costo de bolsillo.

Celeste Di Iorio se sintió desplumada después de pasar un día conduciendo de una farmacia a otra en Fort Collins, en Colorado, en busca de una prueba que diera una respuesta en menos de tres días. Como músico, había estado viajando fuera del estado y quería saber si podría ser contagiosa antes de asistir, entre otras cosas, a un memorial por un pariente que había muerto de la covid-19. Ella y su pareja finalmente encontraron pruebas rápidas de antígenos en una farmacia a dos ciudades de distancia.

“Pagamos 50 dólares cada uno por estas pruebas, lo que me enoja”, dijo. «Porque, ya sabes, todos hemos estado sin trabajo durante un año y medio, y este estado tiene el dinero».

En Helena, en el estado de Montana, Stanfel se ha hecho una prueba de PCR todas las semanas durante muchos meses porque toma medicamentos inmunosupresores para una enfermedad poco común llamada sarcoidosis.

Sus médicos le dijeron que se hiciera la prueba con regularidad porque, aunque está completamente vacunada y ha recibido una dosis adicional de «refuerzo», probablemente necesitaría un tratamiento de anticuerpos monoclonales lo antes posible si contrajera la covid-19 para prevenir una infección temprana.

Cuando Stanfel descubrió que una amiga a la que había visitado había dado positivo en un test de la covid-19, inmediatamente se hizo una prueba en el consultorio de su médico. Tardó cinco días en enterarse de que era negativa.

El laboratorio de salud pública de Montana se encuentra en la ciudad de Stanfel, pero el vocero del Departamento de Salud estatal, Jon Ebelt, dijo que el volumen de pruebas desde principios de agosto ha excedido regularmente la capacidad del laboratorio. Por eso, tuvieron que priorizar las pruebas de personas hospitalizadas o sintomáticas y enviar otras muestras a laboratorios privados, un proceso que puede extender el tiempo de espera hasta siete días para obtener resultados.

En la ciudad de Nueva York, donde las van para pruebas móviles están estacionadas en todos los distritos y se ofrecen pruebas en el hogar en persona, los residentes informan que los resultados de las pruebas moleculares son rápidos porque los laboratorios que analizan sus muestras están cerca.

Por ejemplo, en Manhattan, Justin Peck regresó de un viaje en auto por Canadá un martes por la noche, caminó unos cinco minutos hasta una camioneta de pruebas móviles el miércoles y obtuvo los resultados de PCR el jueves por la mañana, lo que lo dejó libre justo a tiempo para ir a trabajar por primera vez en 18 meses como bailarín, en el elenco del “El fantasma de la ópera”, en Broadway.

La temporada de gripe puede aumentar la demanda y complicar más las cosas, asegura Aspinall.

(KHN -Kaiser Health News- es la redacción de KFF -Kaiser Family Foundation-, que produce periodismo en profundidad sobre temas de salud. Junto con Análisis de Políticas y Encuestas, KHN es uno de los tres principales programas de KFF. KFF es una organización sin fines de lucro que brinda información sobre temas de salud a la nación).

Pin It on Pinterest

Share This