Febrero: Ranking de las Empresas con Mejor Talento Humano // Especial Turismo: Los Hoteles Mejor calificados
Agosto traerá las Empresas con mejor Clima Organizacional y el Ranking de Empresas Sostenibles de la región.

Preocupación por el panorama educativo de América Central en la era pospandemia

Jun 14, 2023 | Noticias de Hoy

Daniel Rosales

[wp_applaud]

La pandemia por COVID-19 dejó 1.5 años de rezago educativo en la región y esto podría significar billones de dólares de pérdidas en productividad a futuro.

Por Daniel Rosales

La crisis de aprendizaje de la niñez en América Central, al igual que en el resto del mundo, destaca como el mayor reto a enfrentar por los gobiernos actuales y el equipo docente.

Así lo dio a conocer el Banco Mundial, mediante el análisis de Emanuela Di Gropello, gerente de la práctica de Educación en Latinoamérica y el Caribe de esa entidad, quien explica las preocupantes perspectivas de la educación en esta región y las acciones que se están ejecutando para hacer frente a los principales desafíos de este 2023.

“Este sector está en crisis incluso desde antes, ya que los niños no estaban aprendiendo lo suficiente. El Banco Mundial cuenta con un indicador que se llama pobreza del aprendizaje, el cual mide la capacidad de los niños de 10 años de entender un texto simple. Antes de la pandemia, habíamos visto que ese grupo no podía leer y entender un texto simple; ahora, en la pospandemia, observamos que está aumentando el problema, ya que 4 de cada 5 infantes pueden encontrarse en una situación donde no serían capaces de tener estas habilidades”, afirma Di Gropello.

De acuerdo con la líder, el impacto negativo de la pandemia deriva de dos situaciones: el cierre de las escuelas y la ineficacia de la educación a distancia. Hoy, la crisis de aprendizaje se está volviendo aún más aguda y se debe actuar.

“Es fundamental que los gobiernos hagan un esfuerzo por enfocarse en las destrezas fundamentales de los estudiantes, como la lectoescritura y las matemáticas, así como por implementar las habilidades básicas transversales. Esto puede implicar priorizar cambios en los currículos y fortalecer el enfoque pedagógico para llevar a las aulas nuevas propuestas que permitan que los procesos de enseñanza mejoren. Adicionalmente, cada maestro debe adaptar su pedagogía a la calidad de cada estudiante”, explica.

Otro aspecto a resaltar es que los maestros deben estar bien formados para implementar procesos de enseñanza efectivos, que ayuden a los niños a aprender y a contar con educación de mejor calidad, adaptada a su contexto de ciclo de vida; es decir, el aprendizaje debe tener un excelente nivel desde la infancia de los pequeños.

El Salvador: un modelo educativo a seguir

Durante los últimos cuatro años, ese país le ha apostado a la transformación educativa desde la infancia y se ha enfocado en las habilidades fundamentales, en particular de la lectoescritura. Esto ha hecho que se posicione como la nación centroamericana que va a la vanguardia en el tema.

Según la experta, los gobiernos salvadoreños han sido muy activos en hacer y liderar reformas enfocadas en el capital humano y la inversión en desarrollo y salud, empezando por los más pequeños.

“Desde el Banco Mundial estamos trabajando en el contexto de la mediana infancia en El Salvador, a través de un proyecto llamado “Crecer y aprender juntos”. La meta es trabajar en el estándar de la calidad, la formación de docentes, el fortalecimiento institucional y la evaluación para que los ambientes escolares sean mucho más adecuados. Actualmente, son pocos los países que han apostado a una infancia de calidad y este país sí lo ha logrado, pues se están ejecutando acciones concretas para fortalecer los programas de lectoescritura”, comenta.

La organización también está apoyando al proyecto “Sunset”, el cual cuenta con tres iniciativas claves: una orientada a generar evidencia con el mejor formato de formación docente efectiva, el cual será útil para mejorar la preparación de los educadores en El Salvador; otra impulsa la repartición de guías de materiales con formación de lectoescritura y la tercera vela por la implementación de coaching para maestros y niños.

A pesar de que ya existen proyectos encaminados a mejorar el sistema educativo en la región, Di Gropello explica que aún es muy temprano para saber cuando se podrá recuperar el rezago ocasionado por la pandemia. No obstante, el Banco Mundial estima que se van a necesitar de tres o cuatro años, o inclusive más, y llama a continuar construyendo una política educativa para generar buenos resultados.

K

Artículos Relativos