A falta de diez meses para las elecciones presidenciales, en las que se decidirá el futuro de Ortega, los especialistas advirtieron de los retos de un futuro Gobierno.

Por EFE

Un grupo de más de 100 profesionales divulgó este miércoles en Nicaragua una serie de propuestas para «un Programa de Gobierno Democrático», que consideran debería implementarse si sale del poder el presidente Daniel Ortega, quien gobierna desde 2007 y aspira a ser reelegido en noviembre.

El objetivo, afirman los expertos, es presentar una base para que en Nicaragua, que atraviesa una profunda crisis sociopolítica, se construya «sociedad que promueva los potenciales individuales y colectivos, un país sin violencia y con oportunidades, un sistema democrático sin reelección, donde se respeten los derechos humanos y las libertades públicas», indicaron.

El documento de 191 páginas plantea medidas para que, ya sin Ortega, Nicaragua cuente con un aparato judicial «independiente, una ciudadanía con responsabilidades compartidas y conciencia de derechos, un Estado facilitador, una institucionalidad eficiente, austera, descentralizada y transparente, una economía diversificada, con valor agregado, y un modelo de desarrollo ambientalmente sostenible».

A falta de diez meses para las elecciones presidenciales, en las que se decidirá el futuro de Ortega, los especialistas advirtieron de los retos de un futuro Gobierno.

Entre estos mencionaron «aliviar la situación de los más pobres, restaurar el respeto a los derechos humanos, libertades públicas y seguridad ciudadana, frenar la caída socioeconómica, reconstruir el tejido social, sentar las bases del desarrollo a mediano y largo plazo, restablecer los espacios de participación ciudadana, además de promover y defender la libertad de expresión y de prensa».

La extensa lista de tareas para restaurar «la democracia» en Nicaragua muestra recomendaciones para lograr «el bienestar de todos», encaminar al país hacia «un crecimiento incluyente y sostenible», poner «el Estado al servicio de la ciudadanía», y abordar «temas transversales, como la gestión de riesgos ante desastres, igualdad de género, niñez, adolescencia y juventud», además de un «plan de alivio inmediato» para los más necesitados.

Los expertos, que afirmaron componer «un grupo ad hoc no afiliado a ninguna estructura partidaria», enviaron su propuesta a la Coalición Nacional, actualmente el grupo opositor más amplio de Nicaragua.

La integrante del Consejo Político de la Coalición Nacional, Violeta Granera, confirmó que la organización recibió la propuesta, que calificó de «esfuerzo monumental».

«Hemos recibido ya la versión final de la propuesta, el grupo de profesionales ha venido realizando un enorme esfuerzo de hace varios meses, de manera voluntaria, para aportarle a nuestro país los insumos técnicos que vamos a necesitar para reconstruir Nicaragua una vez que salgamos de la dictadura», afirmó Granera.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejó 328 muertos en 2018. Ortega, por su parte, reconoce 200 víctimas, y en su defensa alega haber enfrentado un intento de golpe de Estado.

Pin It on Pinterest

Share This