Por mayoría aprobaron el contrato de arrendamiento de utilidad ferroviaria con la empresa mexicana Remed S.A.

Por Prensa Libre

Durante una asamblea extraordinaria que se llevó a cabo este 12 de enero en un hotel de la zona 9 capitalina, se aprobó facultar al Administrador Único y Representante Legal de la Compañía Desarrolladora Ferroviaria S.A., que en este caso es José Fernando Ulloa Rosenberg, para que se suscriba un contrato de arrendamiento con la entidad Remed, S.A.

El contrato no es usufructo ni concesión, sino que se trata de un arrendamiento de bienes inmuebles de utilidad ferroviaria, a favor de Ferrovías, S.A., correspondiente a la División Pacífico, aclaró la Procuraduría General de la Nación (PGN).

La minuta del contrato recibió 81.6% votos a favor y 18.4% votos en contra, y entre quienes lo aprobaron se encuentra el Procurador General de la Nación (PGN), quien representa el 80% de las acciones del Estado ante Ferrovías.

El nuevo contrato

El llamado Ferrrocarril Bicentenario consiste en la rehabilitación de 235 kilómetros de vía férrea (desde San Marcos hasta Puerto Quetzal) por 26 años y una inversión de aproximadamente US$700 millones, sin incluir ningún tipo de desembolso por parte del Gobierno de Guatemala.

Según las autoridades de Ferrovías, el nuevo contrato contiene las observaciones, que, en su momento, había planteado la PGN y quedaron establecidas en varios puntos con el objetivo de que el beneficiario sea el Estado.

También detalla los porcentajes de ingresos, tanto por el arrendamiento como por la operación y que se establecieron según parámetros internacionales.

PDH: “Contrato opaco”

Uno de los accionistas que votó en contra fue Inversiones Maratón, informó Jordán Rodas, Procurador de los Derechos Humanos (PDH) quien estuvo presente durante la asamblea y manifestó su preocupación por la forma como se llevó a cabo la aprobación.

Pin It on Pinterest

Share This