CMI aporta al fortalecimiento del Sistema de Salud a través de una donación para el equipamiento del Centro Hospitalario en Quetzaltenango.

Por Revista Summa

Para Corporación-Multi Inversiones (CMI), la prioridad siempre ha sido y será el bienestar y la salud de sus colaboradores, clientes, consumidores, proveedores y todos los guatemaltecos.

Estamos pasando por un momento que nos debe convocar a la unidad y a la solidaridad con quienes más lo necesiten, donde además se requiere del apoyo de todos para salir adelante. En este esfuerzo, sin duda, el espíritu de servicio y la dedicación del personal médico, así como los esfuerzos para fortalecer las capacidades de infraestructura de salud, no es sólo fundamental para atender esta emergencia sino motivo de admiración y orgullo para toda Guatemala.

Con ese objetivo y para poder colaborar en esta situación, los Presidentes Chairman de CMI Juan Luis Bosch y Juan José Gutiérrez en nombre de sus accionistas y colaboradores, pusieron a disposición del Gobierno de la República una donación de ocho millones de quetzales que se destinaron para el equipamiento del Centro Hospitalario en Quetzaltenango.

Este hospital será el centro de atención que se prepara para atender posibles emergencias y casos de pacientes con contagio de COVID-19 en el occidente del país, región donde Juan Bautista Gutiérrez inició el emprendimiento que dio origen a los que hoy es Corporación Multi-Inversiones (CMI) hace 100 años.

La donación que fue entregada al Gobierno de Guatemala incluye unidades de rayos X, respiradores, bombas de infusión, desfibriladores, camas hospitalarias, ups y transformadores eléctricos entre otros y tendrá la capacidad de atender a 125 personas en encamamiento y 18 en intensivo.

Juan José Gutiérrez, Presidente Chairman de CMI Alimentos expresó: “Desde hace varias semanas, hemos apoyado desde diferentes instancias, y en varios de los países donde operamos, con la donación de alimentación a través de Pollo Campero para instituciones dedicadas a manejar la emergencia, insumos médicos para los hospitales, así como la donación de alimentos a municipalidades de nuestras comunidades. Hoy con orgullo y mucho cariño nos hacemos presentes en la región que nos vio nacer hace 100 años”.

CMI reitera además su compromiso frente esta situación a seguir trabajando a través de sus operaciones con responsabilidad y compromiso, para asegurar el abastecimiento de alimentos y el suministro de servicios esenciales como energía a la población y las familias de los países donde opera.

“Nuestra principal responsabilidad es seguir trabajando y apoyando con todas las previsiones de seguridad e higiene desde nuestras operaciones de alimentos y energía para asegurarles abastecimiento y servicios a las familias que lo necesitan. Juntos podemos salir adelante” indicó Juan Luis Bosch Presidente Chairman de CMI Capital. Hoy, al igual que hace 100 años con el inicio de sus operaciones, vale la pena recordar una de las frases favoritas ante la adversidad del fundador de CMI, Don Juan Bautista Gutiérrez: “Sí se puede, busquemos la forma”.

Pin It on Pinterest

Share This