Los precios para la reserva de tránsito oscilarán desde los 10.500 a US$85.000.

Por EFE

El Canal de Panamá, por el que pasa el 6 % del comercio mundial, anunció este miércoles una reestructuración que simplifica su sistema de reservas e implica un alza en la tarifa de estas y de los servicios marítimos debido a la creciente demanda, sin que se registren cambios en el costo de los peajes.

La modificación entrará en vigor el próximo 15 de abril y tiene como finalidad «responder mejor a los continuos cambios del mercado y administrar mejor la capacidad frente a la creciente demanda», indicó un comunicado de la vía interocéanica.

Los precios para la reserva de tránsito oscilarán desde los 10.500 a 85.000 dólares, mientras que los montos iniciales de la subasta de cupos se establecerán entre 15.000 y 100.000, siempre dependiendo del tamaño de la embarcación, indicó el comunicado oficial.

Este nuevo esquema representan un «incremento» frente a los costos tarifarios anteriores, indicó a Efe un portavoz de la vía interoceánica.

Los cambios «ayudarán a simplificar la estructura actual y buscan reflejar el valor de los servicios que brinda el Canal de Panamá, incluido el sistema de reservas, que asegura certeza de tránsito en una fecha determinada», dijo la Autoridad de Canal de Panamá (ACP) en su misiva oficial.

«El sistema de reserva de tránsito es un servicio opcional que ofrece el Canal de Panamá y que permite a los clientes transitar en una fecha específica mediante el pago de una tarifa adicional, garantizando así su tránsito en la fecha determinada. La creciente demanda por estos cupos ha llevado al Canal a reflejar el valor de este servicio en sus tarifas, a fin de atender oferta y demanda actuales», indicó la ACP.

También, a partir de la fecha anunciada, el Canal «modificará otros servicios marítimos proporcionados», entre los que se incluyen «las tasas de servicios relacionados con el tránsito para remolcadores, pasacables y locomotoras, así como los servicios complementarios, entre esos la inspección de embarcaciones, cargo por seguridad y protección y por el Plan de Emergencia por Contaminación por Petróleo del Canal de Panamá, entre otros».

En 2020 el Canal aportó al fisco panameño 1.824,1 millones de dólares, otra cifra récord desde que en junio de 2016 puso en servicio la ampliación de la vía.

Para este año prevé ingresos por 3.308,9 millones de dólares, un 3,4 % menos que lo calculado para 2020, y un aporte al fisco de 1.760,3 millones de dólares, un 3,5 % menos.

El Canal de Panamá conecta más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países y puso en servicio en junio de 2016 su primera ampliación, una obra de al menos 5.600 millones de dólares.

Pin It on Pinterest

Share This