¡Últimos días! Sea parte del especial financiero: Bancos y Aseguradoras.

¡Últimos días! Sea parte del especial financiero: Bancos y Aseguradoras.

El tema fiscal vuelve a amenazar a la economía de Estados Unidos

Ago 12, 2013 | Uncategorized-2

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

Tiempo de lectura: 3 Minutos

Un déjÁ  vu que podría descarrilar el buen momento que está viviendo la economía de Estados Unidos. Así se podría definir lo que sucederá en las próximas semanas en Washington, cuando la Casa Blanca y el Congreso tengan que verse, nuevamente, las caras por el asunto fiscal.

Tal como ocurrió a fines de 2012 e inicios de este año, los políticos deberán discutir diversos temas relacionados con el presupuesto de la nación, siendo los más apremiantes el del llamado «secuestro», que hace referencia a los recortes por US$ 85 mil millones que comenzaron a regir el 1 de marzo, y el erario del año fiscal 2014.

Faltan exactamente 49 días para que se cumpla la fecha límite para que el Capitolio realice alguna acción respecto de las reducciones en el gasto y para que apruebe los gastos federales para el próximo año. Sin embargo, estas siete semanas se reducirán a sólo nueve días de sesión conjunta del Senado y de la Cámara de Representantes, ya que los legisladores estarán en receso de verano hasta el 9 de septiembre.

Tanto los funcionarios como los analistas creen que existe una gran probabilidad de que no se logren acuerdos en tan poco tiempo.

Discusión sobre secuestro

Según Albert Hunt, columnista de Bloomberg, la mayoría de las negociaciones de septiembre se centrará probablemente en los recortes automáticos.

Si bien ambos lados critican la forma en que se implementó el secuestro «“las rebajas afectan a casi todos los programas federales sin discriminar»“, el oficialismo y la oposición no han podido encontrar una medida de reemplazo.

Mientras los demócratas que controlan el Senado desean restaurar las disminuciones en el gasto discrecional y añadir nuevos fondos, los republicanos que dominan la Cámara de Representantes tienen la intención de aplicar más recortes.

Si en cinco meses no han sido capaces de idear un plan que deje satisfechos a ambos, los analistas ven difícil que lleguen a un compromiso en menos de dos semanas.

Paralización gubernamental

El otro tema que mantendrá ocupados a los congresistas en septiembre es el presupuesto para el año fiscal que comienza el 1 de octubre. En marzo, ambas cámaras aprobaron por separado sus propuestas para 2014, pero las iniciativas difieren en cerca de US$ 90.000 millones.

Antes del receso veraniego, hubo conversaciones partidistas y bipartidistas y según Hunt algunas de estas discusiones continuarán en agosto. Sin embargo, John Boehner, vocero de la Cámara de Representantes, reconoció a principios de mes que el Congreso no podrá promulgar el proyecto a tiempo. Si los legisladores no aprueban una medida temporal para financiar los costos, el gobierno se quedará sin dinero.

«Me temo que es más probable que ocurra una paralización gubernamental a que no suceda», comentó la semana pasada a la National Public Radio Scott Lilly, ex director de personal demócrata del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes.

Stan Collender, socio de Qorvis Communications y ex asesor presupuestario de los demócratas, estima que el riesgo de un cierre temporal de las agencias federales es de 40%.

Un grupo de senadores republicanos, liderados por Mike Lee y Ted Cruz, están presionando a los legisladores a que se opongan a una extensión del presupuesto si es que la iniciativa no incluye quitarle el financiamiento a la reforma sanitaria aprobada en 2010 y mejor conocida como Obamacare.

La semana pasada, Mitt Romney y Paul Ryan, ex candidatos conservadores a presidente y vicepresidente, respectivamente, advirtieron sobre los riesgos que implica este llamado y afirmaron que existen otras estrategias para revocar la reforma.

Techo de la deuda

Así las cosas, es probable que la batalla fiscal se extienda hasta noviembre, fecha en que se proyecta que la nación alcanzará el límite de US$ 16,7 billones (millones de millones) de deuda.

Los economistas de Barclays escribieron en una nota publicada el viernes que su pronóstico es que dicho monto se logrará el 1 de noviembre.

El presidente Barack Obama ha insistido en que el umbral sea elevado sin condiciones, pero los republicanos quieren que el aumento del techo sea igualado con la misma cantidad en reducciones del gasto. Sin un acuerdo, la primera economía del mundo arriesga declararse en default.

Si los últimos dos años sirven como indicador del proceso de negociación en la capital estadounidense, lo que se puede esperar es que haya un duro debate entre ambas partes. Si todo resulta bien, habrá un acuerdo «“posiblemente a última hora»“ que evitará una debacle financiera.http://www.df.cl/el-tema-fiscal-vuelve-a-amenazar-a-la-economia-de-estados-unidos/prontus_df/2013-08-11/201321.html

K

Artículos Relativos