China protestó hoy por la inclusión de esas compañías en la lista estadounidense y reiteró que tomará represalias.

Por EFE

Las acciones de la tecnológica china Xiaomi en la Bolsa de Hong Kong cayeron hoy un 10,3 % tras su inclusión, por parte de EE.UU., en una lista de compañías con supuestos vínculos con el Ejército chino.

En un comunicado remitido hoy al parqué hongkonés, Xiaomi asegura que siempre ha cumplido con las leyes de los países en los que opera y que va a estudiar tanto el impacto que tendrá su inclusión en la citada lista como medidas para «proteger los intereses de la compañía y de sus accionistas».

«La compañía reitera que provee productos y servicios para usos civiles y comerciales, y confirma que ni es propiedad ni está controlada o afiliada al Ejército chino», apunta el documento.

La citada lista incluye a empresas consideradas por Washington como controladas por las Fuerzas Armadas chinas y, según un decreto firmado ayer por el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, los inversores estadounidenses deberán deshacerse de sus participaciones en esas compañías.

El impacto de esta medida no debería ser más que «modesto», según la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P), debido a que cuenta con una «amplia base de inversores», algo a lo que se suma que la situación de liquidez de la empresa es «saludable», situándose en casi el doble que su deuda bruta, de unos 37.000 millones de yuanes (5.716 millones de dólares, 4.716 millones de euros).

Además, apunta S&P, el mes pasado la compañía obtuvo 23.700 millones de dólares de Hong Kong (3.057 millones de dólares, 2.522 millones de euros) con la emisión de nuevas acciones y otros 855 millones de dólares (705 millones de euros) con bonos convertibles, por lo que estiman que es «poco probable» que la inclusión en la lista negra estadounidense afecte a su riesgo crediticio.

NUEVO REVÉS DE TRUMP A LA TECNOLOGÍA CHINA

En noviembre de 2020, Trump había firmado otra orden en la que prohibía las compras de acciones de las firmas incluidas en la lista a partir del 11 de enero de este año.

El nuevo decreto se anunció después de que la Bolsa de Nueva York, que había informado a principios de este mes de la exclusión de las operadoras telefónicas estatales China Mobile, China Telecom y China Unicom de Wall Street, diese marcha atrás en esta decisión para volver a impulsar el plan inicial en cuestión de días debido a la confusión sobre cómo aplicar la nueva normativa.

La intención del Departamento de Defensa, que califica a estas empresas de «compañías militares de la China comunista», es «contrarrestar la estrategia de fusión militar-civil» de Pekín, que supuestamente trata de modernizar las capacidades militares del país asiático con tecnología y conocimientos conseguidos por «empresas, universidades y programas de investigación que parecen ser entidades civiles».

En la última actualización del listado, publicado ayer, figura también la Corporación de Aeronaves Comerciales de China (Comac), desarrolladora del C919, el primer avión comercial de tamaño medio fabricado en el país, que pretende convertirse en un competidor de los aparatos de Boeing y Airbus.

China protestó hoy por la inclusión de esas compañías en la lista estadounidense y reiteró que tomará represalias y que apoyará los intereses de las firmas chinas.

Entre otras firmas que fueron definidas como afiliadas al Ejército chino anteriormente figuran la tecnológica Huawei, el fabricante de equipos de videovigilancia Hikvision, el productor de chips SMIC y varias empresas estatales de sectores clave como el aeroespacial, el nuclear, el energético o el de las telecomunicaciones.

Según fuentes citadas por el diario hongkonés South China Morning Post, Washington también se habría planteado incluir a gigantes digitales como Alibaba, Tencent o Baidu, pero finalmente descartó hacerlo.

Pin It on Pinterest

Share This