Sea parte del especial de Marcas Top of Mind en Noviembre.

Sea parte del especial de Marcas Top of Mind en Noviembre.

Volver al hábito de comprar alimentos frescos y ojalá de productores locales

Abr 27, 2020 | Noticias de Hoy, Salud

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

Tiempo de lectura: 3 Minutos

Los pilares de las nuevas tendencias son la ingesta de más vegetales en diferentes presentaciones y formas de alimentación adaptadas a la necesidad de la persona.

Por Carolina Barrantes

Volver al hábito de comprar alimentos frescos –ojalá de productores locales, granjas pequeñas y orgánicos o con menor uso de pesticidas es lo que está de moda en la gastronomía actual, así como limitar la ingesta de productos ultraprocesados, con cargas importantes de ingredientes artificiales y aditivos para conservarse.

El menú de opciones con las que se cuenta hoy se adapta a la necesidad de cada persona, sea cual sea el objetivo: tener un sistema de vida más sano en general, bajar de peso, aumentar sus energías, ganar músculo, disminuir el estrés o mejorar su rendimiento deportivo, entre muchos otros.

El detalle a cuidar es que tener una alimentación sana es como prepararse para correr una maratón: se trata de un proceso en el que la persona se prepara mental y físicamente y, poco a poco, va incorporando platillos y bebidas a su gusto para ver resultados específicos. No se puede querer ser de entrada como el atleta jamaiquino Usain Bolt y obtener resultados en segundos.

DIETAS CON PROPÓSITOS ESPECÍFICOS QUE PUEDES ANALIZAR

DIETA MEDITERRÁNEA:

Lleva varios años consecutivos de ser elegida como la más saludable de todas las que existen. Consiste en consumir muchas frutas y vegetales, una alta cantidad de grasa mono insaturada (como aceite de oliva, aceitunas y semillas como nueces, almendras, entre otras fuentes) mucho pescado y salmón y leguminosas en diferentes formas, como frijoles, garbanzos y lentejas.

Más que promover la pérdida de peso, cuida la salud del corazón, reduce el riesgo de diabetes y de presión alta y en general favorece la disminución de factores de riesgo de muchas enfermedades.

DIETA DASH (ENFOQUES ALIMENTICIOS PARA DETENER LA HIPERTENSIÓN):

Fue desarrollado para reducir la presión arterial sin medicamentos. Incentiva a disminuir el sodio en la dieta y a incorporar una variedad de alimentos ricos en nutrientes que ayudan a bajar la presión arterial, como el potasio, el calcio y el magnesio.

Incluye muchos granos enteros, frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa. También algo de pescado, aves y legumbres, y fomenta una pequeña cantidad de nueces y semillas varias veces a la semana.

Es baja en grasas saturadas, grasas trans y grasas totales.

FLEXIVEGETARIANO:

Ha ganado popularidad conforme la población se preocupa más el impacto ambiental que genera la producción masiva de proteína animal.

Promueve eliminar al 100% las proteínas animales, como pollo, cerdo y res. Ocasionalmente, permite consumir una pequeña porción de pescado o salmón. Promueve el consumo de proteína vegetal: leguminosas frijoles, garbanzos, lentejas, grasas buenas (como aguacate, aceitunas, aceite de oliva, semillas) y variedad de frutas y vegetales.

Los carbohidratos permitidos deben ser altos en fibra, como arroz integral, quínoa, yuca, camote y elote. Es una dieta muy saludable y una excelente alternativa, si se lleva de manera balanceada.

DIETA PALEO:

Se basa en alimentos similares a los que se habrían comido en el Paleolítico. Ayuda a adelgazar o mantenerse en un peso saludable.

Suele contener: frutas, vegetales, frutos secos y semillas y carnes magras (en especial de animales alimentados con pastura), pescado (sobre todo aquellos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 como el salmón y el atún albacora).

Evita la ingesta de cereales, como el trigo, la avena y la cebada; las legumbres, como los frijoles, las lentejas, los maníes y los guisantes (arvejas y chícharos), lácteos, azúcar refinada, sal y alimentos procesado en general.

DIETA KETO

Es un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas que ofrece muchos beneficios para la salud. Puede ayudar a perder peso y mejorar la salud, incluso contra la diabetes, el cáncer, la epilepsia y el Alzheimer.

En esta se consume una cantidad moderada de proteína animal, como huevo, pescado, salmón, pollo, cerdo
o res. También una alta cantidad de grasa buena, como aceite de oliva, aceitunas, aguacate, aceite de coco, ghee (mantequilla clarificada) y semillas como almendras y pistachos.


K

Artículos Relativos