La aerolínea inició en octubre la solicitud del Certificado de Operador Aéreo (COA). Al obtenerlo, podrá originar vuelos en el país hacia cualquier destino.

Por El Salvador

Volaris se encamina a convertirse en la tercera aerolínea en la historia que volará con bandera salvadoreña. La compañía gestiona el Certificado de Operador Aéreo (COA), que según un alto funcionario salvadoreño, le será aprobado en enero del próximo año.

“Nosotros tenemos previsto que Volaris empiece a operar ya en enero, basado acá (en el país)”, aseguró el director de la Autoridad de Aviación Civil (AAC), René López.

La aerolínea de bajo costo presentó la solicitud formal a mediados de octubre. Posteriormente, entregó manuales de operación y otros documentos que la AAC requiere para el trámite, explicó López.

La AAC, por su parte, se encuentra revisando la documentación que la compañía ha presentado, para luego emitir una resolución.

“La ventaja es que es una aerolínea ya bien establecida”, añadió el funcionario, al explicar que esto permite agilizar los trámites de autorización.

Expansión pidió declaraciones de Volaris sobre este trámite en El Salvador. Una representante de la empresa respondió, vía correo electrónico, que “estamos esperando la decisión de la autoridad”.

En la historia del país, solamente dos compañías han volado con bandera salvadoreña: la primera fue TACA, que todavía opera bajo la sombrilla de Avianca, y la segunda fue la ya extinta VECA.

Volaris comenzó a operar en Centroamérica en junio de 2015, cuando inició vuelos desde las ciudades mexicanas de Guadalajara y Cancún hacia Ciudad de Guatemala, y viceversa. Esas rutas eran operadas por Volaris México. El siguiente año, en noviembre de 2016, la compañía comenzó a operar como Volaris Costa Rica, con bandera de ese país, desde el cual comenzó a conectar con Guatemala, y posteriormente con otros aeropuertos de la región.

Este año, la aerolínea empezó a ofrecer vuelos entre Centroamérica y Estados Unidos. Actualmente, conecta a El Salvador con Los Ángeles, Washington y Nueva York, que son ciudades con abundante presencia de salvadoreños.

Operación más fuerte en El Salvador

Con la obtención del COA en El Salvador, Volaris fortalecerá su presencia en el país. El uso de la bandera local obliga a la aerolínea a contratar personal local tanto para sus tareas administrativas como para la tripulación de sus aviones.

El director ejecutivo de la AAC, Jorge Alberto Puquirre, explicó que el otorgamiento del COA implica que la compañía pasa a someterse a la supervisión del organismo salvadoreño. Eso significa que técnicos de la AAC realizarán inspecciones a todos los destinos a los que Volaris vuele desde El Salvador y ciertas reparaciones profundas de las aeronaves deberán también ser aprobadas por dicha institución.

Los funcionarios de la AAC explicaron las principales diferencias entre volar como un Operador Aéreo Extranjero, como Volaris lo hace actualmente en el país, y hacerlo con bandera salvadoreña.

La primera diferencia es que ya con la bandera local, la aerolínea podrá originar vuelos en El Salvador hacia cualquier destino que los actuales convenios suscritos por el país le permitan. Actualmente, Volaris no puede hacerlo, por lo que sus vuelos que llegan al país –ya sea en escala o como destino final– tienen que originarse en San José, Costa Rica, o en México.

López aseguró que el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero de El Salvador ofrece ventajas con respecto a los de Guatemala y Honduras, por ejemplo. Desde Comalapa se pueden originar vuelos de larga distancia, por ejemplo hacia Canadá o Argentina, que no pueden despegar desde Guatemala o Tegucigalpa.

El funcionario explicó que esta limitación se debe a las condiciones de las pistas de los aeropuertos vecinos, que imponen restricciones con respecto a la cantidad de combustible que las aeronaves pueden llevar al momento del despegue.

“Tenemos entendido que ellos quieren volar primeramente de acá de El Salvador hacia México en vuelos directos no solo hacia el DF, sino también hacia otros destinos”, detalló el director de la AAC.

Con respecto a las asignaciones de espacios físicos y horarios de aterrizaje y despegue en Comalapa, el funcionario dijo que estos son tramitados directamente por las empresas ante la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA).

Expansión pidió más detalles al respecto a CEPA, pero la encargada de Prensa informó que el presidente, Nelson Vanegas, se encontraba fuera del país, por lo que no era posible obtener mayor información.

Pin It on Pinterest

Share This