Con esta operación, el grupo editor de El País vende el negocio de educación en ese segmento K-12 en España.

Por EFE

La venta de Santillana a la compañía finlandesa Sanoma, cerrada este jueves por 465 millones de euros, tendrá un impacto positivo en las cuentas del grupo español Prisa de 360 millones, algo por debajo de los 385 millones calculados inicialmente, y permite al grupo de medios español cerrar los acuerdos de refinanciación de sus más de 1.100 millones de deuda.

Prisa ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) del cierre de esta operación, anunciada el pasado 19 de octubre, por la que Sanoma ha comprado el negocio de publicaciones pre K-12 y K-12 (educación primaria y secundaria) de Santillana.

Al tiempo, Prisa ha informado de que este mismo jueves ha concluido la ejecución de los acuerdos alcanzados con la totalidad de sus acreedores, para refinanciar deuda por 1.148 millones de euros, lo que le permitirá reducirla en un 30 % y aplazar el vencimiento del resto hasta 2025.

Con esta operación, el grupo editor de El País vende el negocio de educación en ese segmento K-12 en España, que representa el 21 % del negocio total de la editorial, pero mantendrá la actividad pública y privada en Latinoamérica.

Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas y suscribirá un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas «Santillana» y «Loqueleo» en la Unión Europea, excluido Portugal, y de la marca «Richmond» en España.

Para Sanoma, esta operación es un paso más para crecer en esta línea de negocio estratégico en Europa, que a partir de 2021 aportará cerca del 70 % del resultado operativo del grupo, explica la compañía en una nota.

La empresa finlandesa de medios y editorial ve gran potencial en el mercado español tanto por la renovación de los contenidos que se va a producir como consecuencia del cambio de la ley de educación, como por el aumento de la digitalización, impulsada por el mayor uso de las herramientas educativas «online» durante la pandemia.

Añade que utilizarán su experiencia en aquellos países altamente digitalizados en los que ya son activos y en el desarrollo que han hecho en los últimos 10 años de plataformas digitales.

Los 586 empleados que trabajan en Santillana pasarán a ser empleados de Sanoma Learning.

La compañía finlandesa, que cotiza en Nasdaq Helsinki, opera en once países europeos y da empleo a cerca de 4.500 profesionales. En 2019, contabilizó unas ventas netas por 900 millones de euros.

Según ha informado Prisa, el acuerdo de refinanciación supone extender el vencimiento de la deuda hasta marzo de 2025, con un coste inicial del 5,5 %, contempla la amortización de 400 millones y establece el marco para una futura separación efectiva de los negocios de Educación y Media.

La operación le deja a la editora alrededor de 275 millones para hacer frente a sus necesidades de liquidez y al impulso de los planes estratégicos de sus negocios, que pasan por el desarrollo de los sistemas de aprendizaje Ed-Tech en Latinoamérica y de los modelos de suscripción en los negocios de medios.

Pin It on Pinterest

Share This