Unilever Costa Rica emplea a más 546 empleados directos y 150 empleados indirectos.

Por Daniel Rosales

Con su vista puesta en el bienestar social y la sostenibilidad a finales de 2019, Henry Zúñiga asumió como el Country Manager de Unilever Costa Rica.

Para Zúñiga asumir esta nueva posición es un placer y orgullo que implica nuevos retos y estrategias para mantener a la marca como líderes del mercado y continuar creciendo en áreas que la compañía ya ha venido trazando como lo es la sostenibilidad.

“Costa Rica es un país importante para la región, no tanto en volumen, sino por las muchas marcas que en Unilever Costa Rica manejamos. Me encuentro muy satisfecho con esta nueva posición y sin duda apostaré a mantener el crecimiento de la compañía sin perder de vista la responsabilidad social. Unilever esta presente en 190 países y maneja más de 400 marcas y contamos con un plan de vida sostenible, que para mi es uno de los principios más importantes de la organización” explica Zúñiga.

En la planta de producción ubicada en Belén, desde el 2017 se realizan acciones con respecto a la optimización de procesos para evitar la pérdida de materia prima en la fabricación, empaque y distribución de productos de las marcas Lizano, Hellmann’s y Naturas. Gracias a estas mejoras en el 2017 se logró un ahorro de más de US$500.000 en el consumo de producto.

“Tenemos el objetivo de disminuir el impacto ambiental en nuestros productos para 2030 y necesitamos mejorar el estilo de vida de las personas. Por eso buscamos llevar la organización a esa visión. Hoy ninguna empresa a nivel mundial, ni a nivel costarricense puede dejar de hacer negocios sin dejar de lado el aspecto social y ambiental. Nadie puede escapar de decir que somos una empresa exitosa sino cuidamos el ambiente y a las personas. Para nadie es un secreto que Unilever cuenta con un objetivo mundial trazado en el área sostenible y esa es la forma en cómo las marcas van a lograr el éxito a futuro”, comenta Zúniga.

A nivel global, Unilever es parte de la colaboración empresarial llamada Reforma Alimentaria para la Sostenibilidad y la Salud (FReSH), que se centra en alcanzar el Objetivo 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, dedicado a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos del consumidor per cápita y reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de la cadena de valor.

“Queremos ser un participante activo, proactivo y líder en el proceso, por eso en 2020, vamos a hacer varios proyectos con diferentes marcas y estamos trabajando con socios comerciales para que los desperdicios cada vez sean menos” concluyó Zúñiga.

Esta compañía es uno de los principales proveedores mundiales de productos de belleza y cuidado personal, cuidado del hogar y alimentos y bebidas con ventas en más de 190 países y que llega a 2.500 millones de consumidores por día. Tiene 155,000 empleados y generó ventas de €51 mil millones en 2018. Más de la mitad (60%) de la huella de la compañía se encuentra en mercados emergentes y en desarrollo. Unilever tiene alrededor de 400 marcas que se encuentran en hogares de todo el mundo, incluyendo Dove, Knorr, Dirt Is Good, Rexona, Hellmann’s, Lipton, Wall’s, Lux, Magnum, Axe, Sunsilk y Surf.

El Plan de Vida Sostenible (USLP) de Unilever respalda la estrategia de la compañía y se compromete a:
• Ayudar a más de mil millones de personas a tomar medidas para mejorar su salud y bienestar para 2020.
• Reducir a la mitad el impacto ambiental de nuestros productos para 2030.
• Mejorar los medios de vida de millones de personas para 2020.

Pin It on Pinterest

Share This