La flexibilidad se convirtió en la moneda más valiosa a medida que las empresas de todo el mundo reconsideran sus necesidades con relación a sus espacios de trabajo.

Por Revista Summa

El mundo está enfrentando una nueva realidad, el panorama actual ante la llegada del COVID-19 despierta dudas y genera inseguridad entre el sector empresarial; los cambios serán necesarios y las empresas se verán ante la necesidad de adaptarse a los requerimientos de un nuevo mundo.

Sin embargo, a pesar de la incertidumbre, la propuesta de valor de WeWork, empresa que llegó hace meses al país, permanece intacta. La clave de la compañía es la flexibilidad: sus servicios son flexibles en el espacio y flexibles en el tiempo. La flexibilidad se convirtió en la moneda más valiosa a medida que las empresas de todo el mundo reconsideran sus necesidades con relación a sus espacios de trabajo y buscan opciones seguras con llave en mano a escala global.

Así mismo, WeWork, refuerza el modelo hub-and-spoke; un sistema de conexiones que permite aumentar el número de espacios en el que los trabajadores pueden asistir a trabajar en equipos, incluso si eso significa que estén en diferentes oficinas, ya que se accede a espacios de trabajo en un lugar más cerca de donde viven sus empleados y de esta forma minimiza el tiempo de desplazamiento que conlleva llegar a la oficina, esto hará posible que la gente retorne a sus esquemas de trabajo con mayor facilidad.

Incluso, importantes representantes del sector empresarial como lo es, Eric Schmidt, ahora ex CEO de Google, han expresado que el distanciamiento social planteará la necesidad de un mayor espacio de oficina para las empresas más allá de una disminución de este. 

Todo lo anterior es prueba de que espacios como los planteados por WeWork son y se mantendrán, a la vanguardia de las necesidades del mercado actual en temas de espacio y necesidades de las empresas que hagan parte de su comunidad. 

Así lo expresa, el CEO de WeWork a nivel global, Sandeep Mathrani, “Líderes y empresas continúan recurriendo hacia el modelo de la compañía líder en espacios colaborativos, en busca de soluciones para adaptarse a la nueva normalidad durante la era COVID-19”. 

En relación con lo anterior, esta semana el CEO y su equipo financiero, dieron a conocer con gran positivismo el balance de la compañía alrededor del mundo, ante la coyuntura que todos estamos viviendo.

Entre los resultados destacan: 

● Por primera ocasión, se superaron los $ 1 mil millones en ingresos trimestrales, ya que los ingresos totales aumentaron 45% año tras año de $ 728 millones a $ 1,1 mil millones. 

● Se logró una salida de efectivo libre de $ 482 millones en el primer trimestre de 2020, una mejora del 60% en comparación con el cuarto trimestre de 2019. 

● La posición financiera se mantiene sólida con $ 3.9 mil millones en efectivo y compromisos de efectivo sin fondos a partir de marzo de 2020. 

● Las membresías totales aumentaron 49% año tras año a 693,000, con Enterprise representando el 45% del total de estas frente al 43% del último trimestre.

● Hubo un crecimiento de 828 ubicaciones en 149 ciudades y 38 países alrededor de mundo.

“Los resultados del primer trimestre no solo son de gran orgullo para la compañía por el proceso que se ha logrado, sino de gran motivación para ejecutar el trabajo de los siguientes meses. A medida que avanza el año se mantiene el enfoque en la mejora de la eficiencia y gastos para optimizar la cartera de bienes raíces y redefinir el futuro del lugar de trabajo.” agregó Sandeep. 

Parece ser que WeWork se convertirá en un protagonista fundamental del regreso al trabajo no solo en Costa Rica, sino a nivel global, pues tiene la oportunidad de convertirse en el aliado principal de las grandes empresas.

Pin It on Pinterest

Share This