Estudios demuestran que un centro infantil empresarial incide en el desempeño del colaborador, la disminución de estrés y ausentismo, el mejoramiento de la salud y una razón importante para elegir una empresa

Por: Revista Summa

Estudios realizados por Bright Horizons* con más de 3500 padres y madres trabajadores y 900 empresas que cuentan con centros infantiles empresariales, evidencian que el apoyo a la familia, especialmente cuando se trata de estrategias dirigidas a miembros en etapa dependiente y sensible, como la etapa de los 0 a 6 años, es considerado uno de los beneficios de mayor impacto en el bienestar, estabilidad y productividad de las y los colaboradores.

Uno de los resultados más significativos de estos estudios realizados en Estados Unidos, es la incidencia en el desempeño del colaborador, la disminución de estrés y ausentismo, el mejoramiento de la salud y una razón importante para elegir una empresa.

Según el estudio, el 80% de las mejores empresas para laborar cuentan con un centro infantil empresarial. Lo cual evidencia el valor de los beneficios dirigidos a los colaboradores, porque además de incidir en productividad, brindan igualdad de oportunidades, calidad de vida y fortalecimiento de espacios laborales más equitativos.

Se puede medir el retorno de la inversión

Guardería.Casos de estudio de la Universidad de Massachussetts, del Massachussetts Institute of Technology (MIT), Alston and Bird, Johnson & Johnson, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, entre otros, tienen identificados los beneficios económicos y emocionales de contar con un centro infantil. Entre los más recurrentes está la reducción de la rotación, el aumento en la productividad, el sentido de pertenencia e identidad, y el mejor lugar para trabajar por parte del sector femenino, entre otras.

En Costa Rica, Fundación DEHVI ha realizado estudios en más de 20 empresas, y los entrevistados ubican el beneficio de un centro infantil empresarial, como una necesidad con puntajes en los niveles más altos: 9 y 10. Los resultados son sobresalientes en empresas cuyo rango de edad de los colaboradores es entre 20 y 40 años de edad.

Y aunque en nuestro país hay algunas organizaciones que brindan el servicio de centro infantil para sus colaboradores, el acceso a centros infantiles está muy lejos de la posibilidad económica de la mayoría de colaboradores de una empresa. Más del 80% no puede acceder porque son considerados costosos y porque la oferta es de media jornada, lo que conlleva una logística de traslado y costos adicionales.

Decisión de líderes

La decisión de un centro infantil en una organización es una decisión que corresponde a la alta dirección con un estilo de liderazgo enfocado en las personas. Un estratega de Recursos Humanos o de Relaciones Corporativas requiere del compromiso de la alta gerencia para implementar el beneficio. Sin embargo, las preocupaciones se centran en no tener el “expertise” o el tiempo para dedicarse a conformar un servicio de calidad dirigido a menores de 6 años. Para esto se requiere excelencia en el ámbito físico, socio-emocional, cognitivo de los niños y niñas, y las relaciones con las familias.

Es por esta razón que en Costa Rica, gracias al capital semilla del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Inter-Americano de Desarrollo, FOMIN-BID, DEHVI.ORG se ha dedicado al acompañamiento de las organizaciones en todas las fases del proyecto del centro infantil. Desde el diagnóstico, los estudios de factibilidad, la adaptación, el diseño de espacios, la contratación de personal, la planilla, la nutrición, el desarrollo profesional y la operación del centro. Lo anterior incluye la opción de que la empresa opte por establecer una alianza con los centros infantiles operados actualmente por DEHVI, para que sin hacer la inversión inicial, pueda medir el retorno de la inversión de incorporar este beneficio.

guarderiaDEHVI está en proceso de obtener la certificación ISO-9001 y cuenta con un equipo de profesionales que desde el centro de servicios, genera apoyos necesarios, protocolos y economías de escala en aras de maximizar los recursos para cada centro infantil. Los programas de innovación educativa que implementa, son valorados internacionalmente e incluyen la inspiración en Reggio Emilia (Italia).

Un valor de innovación de la propuesta, es que se apoya al programa “Aliados por la infancia”, que colabora con centros infantiles de niños y niñas de 0 a 6 años en situaciones de desventaja económica, de poblaciones urbano-marginales, donde se vive violencia y hacinamiento.

Una organización que decide operar un centro infantil con esta visión, no solo incide en la productividad y el bienestar de los colaboradores y brinda oportunidades de acceso a la infancia (hacia adentro) sino que también es parte de un programa de Responsabilidad Social (hacia fuera) que provee de oportunidades de acceso para un niño o niña en situación de desventaja.

Si unimos los beneficios anteriores al retorno de la inversión que los Premios Nobel de Economía, Amartya Sen (1998) y James Heckman (2000) han evidenciado sobre la inversión a la infancia, estamos hablando de un proyecto empresarial de alto impacto en el ámbito privado y público.

Prueba del impacto de alianzas público-privadas es la alianza de DEHVI con la Municipalidad de San José y la de Desamparados que en su compromiso de brindar calidad educativa a sus poblaciones, han sido motor de cambio en programas hacia la infancia incidiendo en la calidad de vida de las personas y para ello han confiado a DEHVI la operación de sus centros infantiles, que son parte de la Red de Cuido: Centro Infantil de la Libertad de Pavas, el Ágora de San Juan de Dios de Desamparados, al Ágora de Loto en Desamparados y el Centro Infantil de Hatillo 2.

Pin It on Pinterest

Share This