Los procesos de internacionalización pretenden un acercamiento a aspectos como la interculturalidad.

Por Revista Summa

En el contexto de un mundo cada vez más conectado gracias a los avances tecnológicos, la internacionalización representa uno de los esfuerzos más importantes de la Universidad de Costa Rica (UCR) como institución pública y humanista que busca generar impactos positivos en la sociedad.

Este proceso permite entender mejor la complejidad del mundo y tener capacidad de respuesta. El objetivo final será que la sociedad y el entorno inmediato de quienes tienen una experiencia de este tipo mejoren.

La Mag. Leonora de Lemos Medina, jefa de la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa (Oaice), señaló que la UCR trabaja sobre tres ejes muy importantes.

El primero es la movilidad académica, la cual consiste en que profesores e investigadores de la Institución se formen en el extranjero y regresen con el compromiso de seguir aportando su conocimiento y experiencia. Esto tiene como consecuencia que la mayoría del cuerpo docente de la UCR tenga estudios de posgrado y se actualicen por medio de su participación en diversas redes académicas e investigativas.

“Gracias a la formación que tienen nuestros profesores, estos son invitados como expertos en distintos foros internacionales y a dictar conferencias. De esta manera, la Universidad de Costa Rica también ofrece cooperación externa y colabora en el ámbito internacional aportando el conocimiento acumulado”, destacó De Lemos.

El segundo es el eje de cooperación que se nutre gracias a los convenios y alianzas que desarrolla la Universidad con instituciones, centros de investigación y profesionales alrededor del mundo. En este momento, la UCR cuenta con 356 convenios internacionales con organizaciones de todos los continentes. Por último, está la movilidad estudiantil, que le permite a los estudiantes de la UCR realizar pasantías en el extranjero, así complementan su formación profesional y personal.

“Los procesos de internacionalización pretenden un acercamiento a aspectos como la interculturalidad. La idea es que las personas puedan tener acceso a experiencias que les permitan conocer diferentes culturas y se sensibilicen ante esas diferencias. Esto consolida la formación de profesionales humanistas que aportan a la construcción de una mejor sociedad”, concluyó De Lemos.

Algunas cifras

Pin It on Pinterest

Share This