Una buena y sana administración del dinero implica necesariamente saber tomar decisiones.

Por Revista Summa

Cada inicio de año, las personas se imponen metas personales para tener éxito y ser mejor que el año anterior y entre las acciones muchas veces están bajar de peso, cambiar de vehículo, comprar una casa, compartir más con la familia, ordenar las finanzas, pagar deudas, entre otros. Pero ¿realmente lo logran?

Según el experto en finanzas, José María Flores Tintí, las metas se pueden lograr si se tiene un orden en las finanzas personales, por lo que presenta las herramientas que le permitirán llevar a cabo una planeación financiera personal y entender la necesidad de cuidar su patrimonio, recursos financieros y los requerimientos mínimos que se deben considerar para tomar buenas decisiones financieras.

A continuación, tres pasos para empezar a solucionar el problema y lograr las finanzas personales saludables y tener éxito en esa área de la vida:

1. Conocer, organizar y priorizar sus gastos

La salud financiera de cualquier persona, así como de cualquier organización que administra recursos financieros, depende fundamentalmente de una buena administración de sus gastos. Si no sabe en qué se gasta y no se tienen organizados ni priorizados los gastos, no se puede esperar que las finanzas marchen bien. Esto es fundamental.

Ante una enfermedad terminal, por ejemplo, ningún doctor receta medicinas sin antes conocer la enfermedad y su origen. Además, para resolver el problema, generalmente sugiere buenos hábitos de alimentación y de ejercicios físicos. Lo mismo ocurre con nuestros gastos, primero hay que conocer el origen del problema, esto es posible a través de determinar en forma clara y detallada en qué gastamos nuestro dinero. Este es el punto de partida, es recomendable hacer una lista por escrito detallando todos los gastos. Poster a esto, hay que organizar y priorizar esos gastos para así atender lo estrictamente indispensable y necesario. Esto es utilizar inteligentemente nuestro dinero.

2. Tomar decisiones y ser disciplinado

Una buena y sana administración del dinero implica necesariamente saber tomar decisiones. Muchos de los problemas financieros se originan en malas decisiones de compra y en no tomar decisiones inteligentes y objetivas que permitan superar una situación adversa.

Las decisiones van desde empezar a organizar y priorizar los gastos, hasta decidir cancelar o prescindir de algunos servicios o gustos, porque no son necesarios y en ocasiones es hay deshacerse de algún activo o bien. Estas acciones llevarán indudablemente a mejorar las finanzas, pero también requieren de ser disciplinado para continuar, no basta hacerlo sólo una vez o pocas veces, debe volverse un hábito de vida.

3. Pagar deudas

Muchos de los problemas en las finanzas personales son originados por las deudas, especialmente por exceso de endeudamiento o por su mal manejo. Éstas pueden convertirse en una salida permanente y significativa de dinero en nuestras finanzas que puede afectar nuestra salud y nuestra paz.

Las deudas implican intereses y otros gastos, por ello es recomendable que al organizar y priorizar los gastos se determine como objetivo el organizar y pagar las deudas. Sí es posible salir de ellas ¡hágalo!

Aplicar estos tres pasos permitirá tener un orden en las prioridades, tener salud financiera y salud física, porque se evitará el estrés que generan las deudas y las malas decisiones financieras.

Pin It on Pinterest

Share This