Se estima que beneficiará a más 2.7 millones de habitantes.

Por Revista Summa

El Tren Eléctrico de Pasajeros de la Gran Área Metropolitana (GAM) de Costa Rica es considerado uno de los proyectos insignia financiados por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) desde sus inicios, dado al gran impacto positivo que conlleva su puesta en operación.

Se estima que beneficiará a más 2.7 millones de habitantes, mejorando su calidad de vida con un trasporte moderno, accesible y seguro, también generará cerca de 1,200 empleos directos en su etapa constructiva y 1,470 en su etapa de operación, además reducirá en 7.6 millones de toneladas la producción de CO2 durante toda su vida útil.

El presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi, ha reiterado que esta iniciativa marca el inicio de los proyectos ferroviarios sostenibles en la región situándola en los ojos del mundo como el primer medio de trasporte público de su tipo, permitiéndole servir como modelo para el resto de los países de la región.

El Tren Eléctrico de Pasajeros de la GAM en Costa Rica es uno de los proyectos que el BCIE financia con la emisión de bonos verdes con el fin de reducir las emisiones de dióxido carbono, el congestionamiento y los accidentes viales en pro de los centroamericanos.

El costo total del proyecto es de US$1,554 millones, de los cuales el BCIE financia US$550 millones y, recientemente, a través de una propuesta presentada al Fondo Verde para el Clima (FVC) como una de sus entidades acreditadas de acceso directo, se obtuvo su participación por US$250 millones en calidad de préstamo al gobierno de Costa Rica, más una donación por US$21.3 millones. El monto restante será movilizado por el sector privado por medio de un concesionario al cual se le adjudique el proyecto a través del concurso de licitación.

Los recursos del préstamo del GCF tienen una tasa de interés anual del 0% y un plazo de hasta 40 años y un periodo de gracia de hasta 10 años.

Para los próximos años el BCIE tiene programada una importante inversión en el sector de transporte ferroviario que incluye proyectos como el ferrocarril de carga del Atlántico (TELCA) en Costa Rica, el ferrocarril del Pacífico de El Salvador y el ferrocarril transoceánico de Guatemala.

“Este proyecto no trata solo de un tren eléctrico para Costa Rica, sino que es el primer paso para que en un futuro cercano disfrutemos de un tren centroamericano, promoviendo el desarrollo, la competitividad y la calidad de vida para nuestra región”, concluyó Mossi.

El proyecto del Tren Eléctrico de Pasajeros de Costa Rica también cuenta con el interés de diferentes fuentes de financiamiento asiáticas y europeas con las cuales el BCIE está explorando opciones de colaboración para el financiamiento de esta iniciativa y otras vinculadas al sector de transporte ferroviario en la región centroamericana.

Pin It on Pinterest

Share This