Claridad en los objetivos y metas, son necesarias para el crecimiento de los negocios.

Por Revista Summa

Aprovechar al máximo sus ingresos para mantener finanzas saludables es parte de los principales retos que en la actualidad enfrentan los trabajadores independientes.

En Costa Rica durante 2020, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), se registraron 355.266 trabajadores de este tipo, cifra que disminuyó en un 7,3%, en comparación con 2019.

Con el objetivo fomentar la educación financiera para que genere un impacto positivo en la vida a las personas, Davivienda Costa Rica comparte consejos prácticos para mantener en óptimo estado sus finanzas:

  1. Defina los objetivos. Es necesario tener claro cuál es su sueño y hasta dónde quiere llegar con su negocio. Es importante, pensar en grande, ser ambicioso de manera positiva pero racional y ordenado en la ejecución financiera.
  2. Fijar metas a corto y a largo plazo. La manera correcta de establecer esas metas es tener en cuenta las de largo plazo y luego las de plazo más inmediato. Las metas deben ser concretas y medibles. Por ejemplo, su meta a largo plazo es ganar 120 clientes nuevos para fin de año, su meta a corto plazo puede ser ganar 10 clientes al mes.
  3. Establezca un presupuesto. Ya sea a nivel personal o en un negocio, es indispensable contar con un presupuesto donde lleve el control de cuáles son las obligaciones de pago: ejemplo su salario, el seguro social, seguros de la empresa, impuestos, proveedores, pagos de servicios; reservas para aguinaldo, maternidad, imprevistos u otros. ¡Respete las fechas de pago!
  4. Asígnese un salario. Si tiene un emprendimiento que está iniciando, en etapa de crecimiento o ya ha avanzado, asígnese un salario que vaya acorde con el puesto que desempeña, las labores que realiza y sobre todo el presupuesto con que cuenta la empresa.
  5. Control de gastos. Lleve el control de los ingresos y gastos con un contador para que cumpla con las obligaciones regulatorias, para ello es necesario guardar todas las facturas, tanto de lo que compra como de lo que vende.
  6. Separe las cuentas de la empresa con las personales, de esta forma puede llevar un mejor control de ingresos y gastos.
  7. Identifique a sus clientes y sus necesidades. Aspectos como edad, género, gustos y preferencias, pueden ayudarle a establecer una estrategia. Ofrezca productos o

servicios desde el enfoque de resolver necesidades, crear experiencias y definir diferenciadores.

Malas prácticas como gastar en aspectos que no son necesarios, asignarse un salario muy alto incongruente con los ingresos del negocio y mezclar el dinero empresa-persona, son algunos de los errores más comunes que ponen en números rojos el bienestar financiero de los trabajadores independientes.

En estos casos lo mejor es crear o restablecer el presupuesto y sobre todo ser disciplinado, tratar de disminuir los gastos, analizar detalladamente todas las deudas e identificar la que cobra más intereses para tratar de salir de ella primero, o bien, consultar en una entidad financiera regulada como Davivienda para que le asesoren a nivel financiero y se valoren alternativas como refundir deudas.

Pin It on Pinterest

Share This