Si hay trabajadores que estén incapacitados con indicación de reposo, y asisten a estas celebraciones, tanto el patrono como la misma CCSS pueden tomar medidas que implican hasta la revocatoria de la incapacidad.

Por Revista Summa

En los últimos años, se convertido en una práctica común por parte de las empresas del sector privado, la organización de actividades recreativas para sus colaboradores; sin embargo, los patronos deben tener claros los aspectos y responsabilidades que conlleva la organización de actividades para celebrar el cierre de año.

Juan José Montero, abogado de la firma legal BLP y especialista en el ámbito laboral, explica que lo primero que debe tomarse en cuenta, es que las fiestas y los paseos no son actividades obligatorias que las empresas deben asumir puesto que la ley no lo indica, sino que obedece más a una costumbre de las compañías para celebrar con alguna actividad, las festividades de la época y el cierre de año. Así mismo, existe la posibilidad que decidan realizar las celebraciones en una época distinta, según sean las necesidades del negocio.

De esta manera, ¿Qué aspectos se deben considerar los patronos cuando se realizan fiestas o paseos de la empresa? Juan José Montero de BLP, los explica:

Costos: Cuando el paseo o actividad implica un costo para los empleados, ya sea de transporte o para pagar una parte del paseo o la fiesta, la empresa no puede obligar a los colaboradores a participar de dicha actividad, ya que es meramente voluntaria.
Ausencias: La compañía no puede sancionar a los colaboradores que hayan decidido no participar en la fiesta o paseo organizado por la empresa.

Incapacidades: Si hay algún trabajador que está incapacitado para laborar y haya recibido indicación médica para hacer reposo, no podrá ser partícipe de la fiesta o paseo de fin de año. En caso que participe, la empresa podría tomar acciones disciplinarias e incluso la Seguridad Social podría revisar el caso para tomar alguna medida como revocar la incapacidad, cobrar el subsidio, entre otras acciones similares.

Malas conductas: Si durante las actividades organizadas por las empresas sucede alguna situación inadecuada o se incurre en una posible falta por parte del colaborador, el patrono podría valorar tomar medidas disciplinarias aún y cuando no se está en horas laborales. El patrono puede basarse en el Código de Trabajo así como cualquier política o reglamento que tenga la empresa a nivel interno para establecer las sanciones correspondientes.

Incidentes: De acuerdo con lo dispuesto por el Instituto Nacional de Seguros en relación a riesgos de trabajo, todas las actividades recreativas y deportivas que sean organizadas, financiadas y dirigidas por la empresa, son cubiertas por la póliza de riesgos de trabajo.
Sin embargo, Juan José Montero de la firma BLP, explica que existen razones por las que un incidente no es cubierto por la póliza de riesgo de trabajo.

 

Pin It on Pinterest

Share This