A raíz de la pandemia por COVID-19, las telecomunicaciones han demostrado el papel tan importante que juegan en la sociedad.

POR Luis Solís /@Luis_Summa

Al estar en casa con medidas estrictas que restringen la movilidad, las video- conferencias han sido el método más efectivo para estar en contacto con los seres queridos. Además, el teletrabajo es la nueva normalidad, al igual que las compras y el entretenimiento online y el uso de plataformas digitales de delivery. Todas estas acciones son posibles gracias al servicio de las telecomunicaciones.

Si bien, en cada país muestran un grado de desarrollo diferente, todos enfrentan grandes retos en la materia. Pau Puig, especialista en telecomunicaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señala que una buena gobernanza del sector es esencial para alinear al máximo posible los intereses de los actores públicos y privados con los de los consumidores, en aras de crear una economía digital que promueva un progreso inclusivo.

“En comparación, América Latina y el Caribe (ALC) muestra diferencias abismales y muy por debajo del promedio de los países de la OCDE en cuanto a la adopción, uso, asequibilidad y acceso a las TIC, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Por ejemplo, la penetración de la banda ancha móvil alcanza al 30% de la población en el ALC, muy lejos del 72% de la OCDE”, resalta el especialista.

Adicionalmente, dentro de la misma región hay niveles de desarrollo muy dispares. En el caso del Caribe prácticamente no hay 4G, mientras que la cobertura en el Cono Sur alcanza al 36% de la población, en Centroamérica al 22% y en los Países Andinos al 20%. En cuanto a los hogares con acceso a internet, el promedio en el Cono Sur es de 54%, frente a 34% en América Central y en los Países Andinos y un 20% en el Caribe.

Un patrón similar se encuentra en los parámetros para medir la asequibilidad de los servicios. En ALC, en promedio, el 40% de la población con menos ingresos tendría que dedicar una cantidad equivalente al 10% de sus ingresos mensuales para tener una suscripción de banda ancha fija básica (con velocidad media de 2Mbps), frente a un 3% del salario del mismo segmento de población en los países de la OCDE. También hay diferencias entre subregiones, pero no son tan notables: 13% en el Caribe y en Centroamérica, 11% en los Países Andinos y 8% en el Cono Sur.

Una ventana al mundo

En cambio, la inversión promedio per cápita en infraestructura de telecomunicaciones de transporte de tráfico con participación privada, la cual se suele centrar en tecnologías innovadoras que mejoran la calidad de los servicios ofrecidos, es superior en ALC (US$57) que en la OCDE (US$43). Es probable que la cifra refleje que la región está en proceso de costear infraestructuras básicas de telecomunicaciones que ya existen en los países desarrollados. Una vez más, las diferencias entre las subregiones son bastante importantes: US$62 en el Cono Sur, US$55 en Centroamérica, US$51 en los Países Andinos y US$9 en el Caribe.

“Desde esta óptica, las TIC se configuran no solo como una oportunidad económica, sino como un derecho clave para el bienestar de las personas. La creciente oferta permite soluciones a los problemas de desarrollo, gracias a una mayor interoperabilidad de dispositivos cada vez más avanzados, un acceso ubicuo a banda ancha que sigue creciendo y un aumento de la capacidad de procesadores para tratar grandes volúmenes de información. Todo esto hace que las herramientas digitales sean un instrumento cargado de oportunidades”, enfatiza Puig.

Radiografía de América Central

GUATEMALA

Limitantes identificadas

Limitaciones estructurales en el marco sectorial (legal, institucional, regulatorio y de política pública). El mercado de banda ancha fija está más concentrado y los servicios son menos asequibles que el promedio del resto de América Latina y de la OCDE.

Menos espectro radioeléctrico asignado a la prestación de servicios de banda ancha móvil que lo recomendado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Posibles reformas

Aprobar el Plan Nacional de Banda Ancha y estudiar una posible modernización de la Ley General de Telecomunicaciones.

Regular la interconexión de redes entre operadores de telecomunicaciones y crear un punto de intercambio de tráfico entre redes de operadores. Completar la transición de televisión analógica a digital para liberar espectro radioeléctrico y licitarlo para servicios de banda ancha móvil.

EL SALVADOR

Limitantes identificadas

Marco legal sectorial desfasado. Servicios de banda ancha con poca adopción y de baja velocidad. Necesidad de inversión en infraestructura de telecomunicaciones.

Posibles reformas

  • Reformar la Ley de Telecomunicaciones y desarrollar legislación secundaria.
  • Regular servicios de interconexión entre redes de operadores, de compartición de infraestructura y de portabilidad numérica.
  • Licitar espectro radioeléctrico para atraer y dinamizar inversión en redes de banda ancha móvil.

HONDURAS

Limitantes identificadas

Mercado de banda ancha móvil poco competitivo, con servicios poco asequibles y de poca adopción. Menos espectro radioeléctrico asignado a la prestación de servicios de banda ancha móvil que lo recomendado por la UIT.

Operación limitada del Fondo de Inversiones de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información y las Comunicaciones (FITT).

Posibles reformas

  • Crear un punto de intercambio de tráfico entre redes de operadores y regular tarifas mayoristas.
  • Completar la transición de televisión analógica a digital para liberar parte del espectro radioeléctrico y licitarlo para servicios de banda ancha móvil. Actualizar el Reglamento del FITT para sistematizar el diseño y la financiación de proyectos de promoción de infraestructura de telecomunicaciones.

NICARAGUA

Limitantes identificadas

Limitaciones en el marco legal que rige el desarrollo del sector. Dificultades para la promoción de la competencia, la asequibilidad, la adopción y la calidad del servicio de banda ancha por las regulaciones existentes.

Déficit de infraestructuras de banda ancha, particularmente en zonas rurales.

Posibles reformas

  • Modernizar la Ley General de Telecomunicaciones y Servicios Postales.
  • Desarrollar legislación secundaria y regulación para la promoción del despliegue de infraestructura de banda ancha y de la competencia del mercado.
  • Diseñar e implementar programas nacionales de despliegue de infraestructura de banda ancha que lleguen a zonas rurales.

COSTA RICA

Limitantes identificadas

Déficit de infraestructura de banda ancha, particularmente en zonas rurales.
Falta de inversión en infraestructura de telecomunicaciones.

Velocidad del servicio de banda ancha móvil inferior a los promedios de Centroamérica, América Latina y la OCDE.

Posibles reformas

Elaborar un Plan de Acción de Infraestructura de Telecomunicaciones y ejecutar programas de conectividad rural.
Aprobar un reglamento sobre el uso compartido de infraestructura para el soporte de redes públicas de telecomunicaciones.
Medir y publicar parámetros de calidad del servicio de banda ancha móvil para proveer el servicio.

PANAMÁ

Limitantes identificadas

Baja penetración (% de población suscrita) a servicios de banda ancha.
Déficit de infraestructuras de banda ancha, particularmente en zonas rurales.
Insuficiente cantidad de espectro radioeléctrico asignado a las telecomunicaciones móviles.

Posibles reformas

Diseñar políticas públicas para la adopción y el uso de banda ancha para la economía digital. Diseñar y preparar licitación de Red Nacional Internet 2.0 – Internet para Todos.

Completar la transición de televisión analógica a digital para liberar parte del espectro radioeléctrico, la modificación del Plan Nacional de Atribución de Frecuencias y la licitación de frecuencias para banda ancha móvil.

Pin It on Pinterest

Share This