Todos los créditos que entren serán considerados de primera categoría.

Por La Tribuna.

Se espera que la próxima semana el Congreso Nacional termine de aprobar, en último debate, la Ley de Consolidación de Deudas que promete sacar de aprietos económicos a miles de trabajadores hondureños con problemas por sobre endeudamiento.

No obstante, esta normativa dejará en libertad a los bancos o cooperativas para poner las tasas de interés y plazos de pago que estimen convenientes, conforme a sus políticas y condiciones internas, advirtió el sábado el ente regulador del sistema financiero.

La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) expuso que “para los fines previstos en la presente Ley, las instituciones financieras deberán definir los plazos y la tasa de interés anual a aplicar en base a sus políticas, productos de crédito y las condiciones de libre mercado”.

La ley en mención consta de aproximadamente 25 artículos, 15 ya fueron aprobados esta semana. Fue sometida a discusión por el Ejecutivo para aliviar las finanzas de los trabajadores que tienen comprometidos los ingresos mensuales.

En uno de sus numerales dispone que solo se podrá comprometer el 40 por ciento del salario mensual de los obreros que quieran adherirse a dicha normativa que creará una codificación especial en los buros de crédito.

Al respecto, la CNBS informó a la vez, que cuando se trate de deudores con categorías de riesgo en la Central de Información Crediticia (CIC),“las instituciones financieras que otorguen créditos a los trabajadores, amparadas en la presente Ley, podrán considerar el otorgamiento de los beneficios establecidos, independientemente del historial crediticio del trabajador o deuda vigente”.

“Siempre y cuando -añadió- se asegure el cumplimiento de la obligación financiera contraída por el mismo. Para tal efecto, los créditos otorgados amparados en la presente Ley, serán considerados categoría I -créditos buenos-, al momento del otorgamiento de los mismos”.

El objetivo de la Ley, es que estos trabajadores puedan optar a un programa de acceso al crédito y consolidación de sus deudas, ante instituciones financieras reguladas o no reguladas por la Comisión.

Entre los objetivos que se persiguen, está permitir que los trabajadores hondureños y que presentan un alto endeudamiento en casas comerciales, prestamistas no bancarios y en el sistema regulado hondureño, así como también, los trabajadores que, sin estar sobre endeudados, puedan consolidar sus deudas y tengan acceso al crédito formal.

Podrán acceder todos los trabajadores que devenguen un salario, independientemente de su modalidad de contratación, historial crediticio y que se les pague a través del Sistema Financiero Nacional, o cualquier otra modalidad.

Pin It on Pinterest

Share This