Por Prensa Libre

El número de afiliados al IGSS subió de forma interanual a marzo del 2021, pero los salarios bajaron en ese plazo, según datos de la entidad.

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) proyectó que para el cierre del 2021 aumente el número de afiliados con respecto del año pasado, pero prevé que se mantenga la contracción en el pago de salarios ya que ese fue un efecto que también se observó durante el segundo semestre del año 2020.

La entidad estima que para el cierre del 2021 se llegue a 1 millón 338 mil 955 afiliados como promedio anual, 49 mil 074 más que el promedio del 2020 (3.8% más).

Explica además que el presupuesto para este año plantea una reducción con relación a la contracción del año 2020, ya que se consideró la continuidad de la pandemia. Por lo que presupuestó ingresos por Q11 mil 410 millones de cuotas, de los cuales Q3 mil 868.5 millones serán por cuotas laborales y Q7 mil 542 millones de cuotas patronales.

Por aparte en el movimiento mensual del número de afiliados, está teniendo un repunte según comparaciones interanuales a febrero y marzo del 2021.

  • En enero del presente año aún se reportaba una caída de -3.22%, que representó 43 mil 530 afiliados menos, llegando a 1 millón 306 mil 334 afiliados.
  • En tanto en febrero subió a 1 millón 368 mil 090 afiliados, que significa un crecimiento de 3.5% respecto del mismo mes del 2020 (45 mil 720 afiliados más).
  • Y, en marzo llegó a 1 millón 382 mil 397 afiliados, la cifra representa 62 mil 868 (4.8%) más que a ese mes del 2020.

Marzo del año pasado fue el primer mes en que se establecieron restricciones por la pandemia del coronavirus con cierre de fronteras, y suspensión de actividades económicas en el país.

Aunque se registran más afiliados, el reporte del IGSS, divulgado por el Mineco, refleja que los salarios promedio por trabajador son en la actualidad menores al compararlos de forma interanual con los de marzo del 2020.

En pesca bajó el número de afiliados, pero también bajó en -10.44% el salario promedio de los que aún quedan, y registran salarios de Q2 mil 958.9. En agricultura, ganadería, caza y silvicultura, también bajó el número de afiliados a 92 mil 015 mientras el salario promedio cayó -4.63% a Q2 mil 932.

En transporte, almacenamiento y comunicaciones subió en 10.72% el número de afiliados, pero se registra una baja de -5.91% en los salarios que llegaron a Q5 mil 946.2, según el reporte. En tanto en exportación de minas y canteras aumentó en 4.15% el total de afiliados, pero el salario promedio se registró en Q7 mil 868.3, una baja de -6.48%. En la industria manufacturera, también hay más afiliados y una baja leve en salarios de -0.48%.

En otras, como comercio, intermediación financiera y suministro de servicios como energía, gas y agua hay más afiliados y los salarios promedio tuvieron leve mejoría, pero en hotelería y alimentos, aunque el salario se mantuvo similar, se tuvo una caída de -12.39% en el número de afiliados es decir alrededor de 4 mil 800 trabajadores menos.

Fabián Juárez, analista del tema laboral y seguridad social de Asíes, comentó que se ve una recuperación del mercado laboral formal en el primer trimestre del año, luego de las caídas por varios meses en el año pasado.

Sin embargo, expresó que aún está rezagado porque se dejaron de producir nuevos empleos en el 2020 y tampoco se visualiza un gran número para el 2021.

Hace años se estimaba que el país generaba 27 mil nuevos empleos formales, pero en los últimos tres años antes de la pandemia la cifra se estancó en 17 mil anuales.

Para finales del año pasado se observó que los empleos se estaban empujando por actividades económicas como administración pública, industria manufacturera y comercio, pero estaban deprimidos en turismo, hoteles y restaurantes y caídas en agricultura.

A criterio del analista el empleo formal protege a los trabajadores de respecto de baja de salarios, pero en esta ocasión se observa una caída en esos promedios, considera que la ley no permite que patronos bajen salarios y lo que pudo haber pasado es que en los momentos más críticos del cierre de actividades y baja demanda es año pasado es que decidieron despedir personal y contratar posteriormente otro personal por pagos más bajos.

“También se vio el año pasado la cantidad de retiro de afiliados, y ahora de nuevo un crecimiento, por lo que los sectores que reabrieron operaciones pudieron haber recontratado personal, pero con salarios más bajos”, añadió.

Juárez también explicó que al cierre del 2020 la masa salarial había subido respecto del año anterior a ese según el dato interanual, pero que se deben tomar en cuenta que al revisarlo de forma más detallada se visualizan comportamientos variables por sectores.

Y respecto a la proyección del IGSS referente al promedio anual de afiliados se deben tomar en cuenta varios factores: la recuperación que se proyecta es importante con respecto a la caída del 2020, pero aún no se llega a los niveles del 2019. Y, respecto a dato mensual, refirió que durante el año son variables las contrataciones dependiendo de la temporalidad de producción.

Pin It on Pinterest

Share This