La digitalización de las industrias avanzará de la mano del 5G, igual que la robótica y la inteligencia artificial.

Por El Salvador 

La manufactura, el transporte, los deportes televisados, el entretenimiento, la medicina y la seguridad se verán transformados antes de lo que se prevé por la nueva generación de la conectividad inalámbrica.
Así como la actual generación de tecnología inalámbrica provocó un cambio social radical al poner el teléfono en el centro de la actividad humana, la próxima, 5G, causará también una gran transformación. En este caso, mucho más allá del teléfono: alimentará la Internet de las cosas, una expresión que alude al vasto mundo de electrónicos que funcionarán conectados.

The Wall Street Journal (WSJ) destacó seis campos que serán revolucionados por el 5G en el futuro cercano. El artículo detalló también cuáles son las novedades que podrán popularizarse pronto y cuáles enfrentarán obstáculos.

Una fábrica sin cables

Durante más de un siglo, la industria de la manufactura confió en las conexiones físicas. “Una conexión inalámbrica irregular podría hacer que la maquinaria se moviera muy lentamente o fallara, con consecuencias onerosas y potencialmente peligrosas”. El énfasis que pone la tecnología 5G en recortar la demora -que se traduce en el tiempo que una máquina tarda en responder a otra- podría traer la solución.

“La capacidad de respuesta de la red permitía que las líneas de montaje robóticas recibieran instrucciones en el aire o las últimas especificaciones para un producto sin rezagarse, de manera que podrían mantenerse activas todo el tiempo. Los robots móviles también se podrían mover constantemente, sin necesidad de conectar cables”.

Gerhard Fettweis, profesor de comunicación móvil en TU Dresden, en Alemania, describió esa nueva fábrica: “No hay nada sujeto al piso”.

En ese país Deutsche Telekom comenzó el año pasado un programa piloto fabril para probar qué clase de maquinaria se beneficia más de un mejor servicio inalámbrico. También China ha mostrado mucho interés en la manufactura 5G, según el analista industrial Chetan Sharma.

Con el tanque lleno de datos

Algunas voces prominentes de las telecomunicaciones pintan un cuadro futurista de vehículos sin conductor que reciben información en tiempo real sobre el tránsito y los peligros a medida que se mueven, y reaccionan a ella, para eso es necesaria la tecnología 5G: conexiones simultáneas que permiten corrientes ininterrumpidas de datos.
Sin embargo, los escépticos advierten que la próxima generación de redes, como sus antecesoras, puede fallar. Sin contar con que puede demorar años que la extensión de la señal alcance a la totalidad de los centros urbanos, siquiera.

Deportes desde un nuevo ángulo

En 2018 KT mostró en los Juegos Olímpicos de Invierno una tecnología que permite ver los deportes desde distintos ángulos, por ejemplo la perspectiva de los atletas. “Fue un anticipo de cómo los deportes profesionales planean transformar sus contenidos con la conectividad 5G”.

Numerosas cámaras y sensores instalados en los estadios permitirán que los espectadores elijan distintos ángulos para mirar un evento. “Uno puede correr por la cancha, literalmente, como LeBron James”, dijo a WSJ Roger Entner, especialista de la firma de investigación Recon Analytics.
Otro uso implicaría el acceso a más información en tiempo real de un partido.

Estar dentro de la película o el juego

Los estudios de Hollywood y las compañías de videojuegos intentan aprovechar la velocidad y la escasa latencia de las redes 5G para ofrecer a los espectadores “experiencias de mucha mayor inmersión”, sintetizó el medio. “Más que estar sentado mirando televisión, uno va a vivir en un mundo virtual”, dijo Ron Yekutiel, director ejecutivo de la plataforma Kaltura. Si bien los estudios cinematográficos ya han probado esta generación de tecnología, esperan todavía discernir cuáles contenidos serían los mejores para aprovecharla, y a qué precio.

Nueva relación médico-paciente

Se espera que las redes 5G permitan que los médicos interactúen más y mejor con sus pacientes mediante -por ejemplo- videoconferencias y realidad virtual de alta calidad. Acaso alguna vez un cirujano en Japón pueda operar a un paciente en Portugal, pero antes de que eso suceda se verán otros cambios más inminentes.

Un terapeuta que trate remotamente a un menor con autismo podría utilizar un casco de realidad virtual para captar pistas corporales y faciales con más claridad de lo que hoy permite la video llamada.
Vigilancia más precisa

Las cámaras y los sensores ya son ubicuos en el mundo, pero con la tecnología 5G darán un salto cualitativo. WSJ destacó que la policía podría barrer con más rapidez los lugares públicos en busca de sospechosos en sus bases de datos y que las tiendas físicas podrían rastrear los movimientos de sus clientes para ajustar su marketing.

Las redes 5G, por su mejor ancho de banda, harán posible la transmisión de imágenes pesadas sin degradar su calidad, y su menor tiempo de respuesta.

Pin It on Pinterest

Share This