Más de 2.000 empresarios se dan cita para discutir temas de interés nacional

Por: Revista Summa

Tras un recorrido por la economía local e internacional, los empresarios dedicados a la Industria Alimentaria, Bebidas y Afines podrán tener una idea más clara de lo que les espera para  los próximos dos años.

Para el economista de Ecoanálisis, Alberto Franco, el análisis sobre el estado de la economía costarricense consiste en observar el comportamiento de muchas variables y una de ellas es la situación y desarrollo de la actividad del sector productivo, que está creciendo aunque a un ritmo inferior al necesario para que otras variables, como el empleo, puedan mostrar una tendencia positiva; creando nuevas oportunidades de trabajo o sosteniendo los índices de desempleo.

“La condición y perspectivas del mercado de trabajo es una de esas variables que influyen en el sentimiento de las personas sobre el estado y dirección de la economía. Otra variable es la inflación. Cuando esta última es elevada y deteriora rápidamente el poder adquisitivo de los ingresos, la gente percibe que la economía no está bien”, explicó Alberto Franco.

Sobre las perspectivas económicas para el sector, comentó que la caída en el precio de los combustibles liberó recursos que los consumidores podrían dedicar, en parte, a aumentar el consumo de productos de la industria alimentaria.  Añadió que el crecimiento económico proyectado en algunos mercados de exportación importantes para esta industria también sería un factor «positivo”.

“En la coyuntura actual, fortalecer a la Industria Alimentaria, Bebidas y Afines depende principalmente del accionar de sus participantes para lograr mejoras en los indicadores de eficiencia de sus empresas, y aumentar las ventas locales y las del exterior”, agregó Franco.

Producción alimentariaFlotación del dólar e iniciativas tributarias

Las políticas del Gobierno pueden  facilitar o entorpecer la dinámica de las empresas, por ejemplo el tema de la flotación del dólar y las iniciativas tributarias.

“Las empresas del sector deben tener claro que el país adoptó un régimen de flotación administrada del tipo de cambio, donde las cotizaciones se determinan, fundamentalmente, por la interacción de la oferta y demanda, por dólares y colones en la economía. En este sentido, el Banco Central se reserva la potestad de intervenir en el mercado para «suavizar» los movimientos en el tipo de cambio. De hecho, esta ha sido una de las características más notables del manejo de la política cambiaria de las actuales autoridades del Banco Central”, indicó el economista.

En cuanto a las políticas tributarias recordó que el Gobierno ha presentado ya las iniciativas de ley para modificar el actual Impuesto de Ventas por un Impuesto al Valor Agregado (IVA), para ampliar la base de los ingresos que están sujetos al pago del Impuesto sobre la Renta.

Con todo este panorama, Alberto Franco aseguró que hay razones para pensar que el desempeño de la economía, medido según ciertas variables, podría mejorar en el 2015 y 2016.

“La dinámica de las finanzas públicas y la forma como se aborde el creciente déficit y la deuda, condicionarán los resultados económicos de los dos años venideros”, puntualizó el analista.

El experto económico abrirá la EXPOCACIA con la conferencia “Coyuntura económica local e internacional: ¿Qué podemos esperar para el 2015?”, en la cual desarrollará este y otros temas más hoy a las 9 AM, en el Hotel Wydham Herradura.

José Manuel Hernando, Presidente Ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria, Bebidas y Afines (CACIA), comentó que la EXPOCACIA busca reactivar la economía del sector mediante la oferta de materias primas, ingredientes, maquinaria, equipo, tecnología, energías alternativas y servicios. Además, incentiva la formación y la capacitación entre dueños de compañías, gerentes, colaboradores y profesionales relacionados con los alimentos, bebidas y otros sectores relacionados.

Pin It on Pinterest

Share This