Lo que más inquieta al sector es que continúan las cancelaciones en cascadas de eventos y reservaciones para los próximos meses.

Por La Prensa

Más del 60 % de los trabajadores de los hoteles están de vacaciones. En una situación nunca antes vista, el sector hotelero de Managua está trabajando a menos del 20 por ciento de su capacidad, debido a la falta de turistas ante la crisis política que vive el país desde hace más de veinte días, que se agravó tras los ataques de fuerzas paramilitares y de la Policía contra civiles que demandaban inicialmente la derogación de un paquetazo de reformas al Seguro Social.

Álvaro Diéguez, presidente de la Asociación de Hoteles de Nicaragua, afirmó que para evitar despidos masivos de trabajadores han optado por mandar a gran parte de su planilla de vacaciones, pero admitió que no sabía cuánto tiempo podrían seguir soportando la crisis.

“La ocupación no pasa el 20 % y es de alguna gente que ya estaba en el país y otra que está viniendo y ya piensa irse porque la situación conforme se va dando, a la gente le da mucho temor y salen rápido para sus países”, afirmó Diéguez, quien añadió: “Nunca la ocupación ha andado a menos del 50 por ciento, no lo habíamos visto por muchos años, por mucho tiempo, una situación de esta índole”.

Cancelaciones en diciembre

Pero lo que más inquieta al sector es que continúan las cancelaciones en cascadas de eventos y reservaciones para los próximos meses. Inicialmente se habían revocado las reservaciones previstas para los próximos tres meses, pero ahora hasta las que se tenían programadas para diciembre. “La situación es delicada para los hoteles y para todas las empresas a nivel general”, afirmó.

Diéguez afirmó que solo los principales 12 hoteles grandes del país emplean a unas dos mil personas. Y aunque los costos mensuales para mantener un hotel funcionando son más elevados entre los grandes, el representante gremial afirma que el mayor golpe lo están sintiendo los pequeños hoteles, donde inclusive se han quedado sin huéspedes en algunos casos. “Sabemos que hay hoteles que se han quedado sin un solo huésped en León, en Granada”, agregó.

“La situación es muy seria para la industria”

Aunque no tienen contabilizado cuánto han perdido por la cancelación de reservaciones y eventos, Diéguez dijo, por ejemplo, que la reservación para un evento puede garantizar ingresos de hasta cuatro mil dólares. “Todos los días tenemos cancelaciones, cancelaciones. Ya se están haciendo cancelaciones de reservaciones de hasta diciembre. Teníamos grupos que han venido cancelando durante el año. La situación es muy seria para la industria”, advierte.

La presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti, estimó en días recientes que al menos US$100 millones costará en pérdidas al sector turístico la crisis que atraviesa el país.

“Estamos luchando duro porque la gente tome su vacaciones y que esté de vacaciones mientras vemos que haya una mejora de la situación que estamos pasando en este momento”, enfatizó.

 

Chinandega en zozobra

La situación no solo se está sintiendo con dureza en Managua, sino también en los hoteles del interior del país.

La presidenta de Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur) en Chinandega, Rita Acuña Palacios, afirmó que las ventas y la entrada de turistas han disminuido casi en cincuenta por ciento en ese departamento.

Acuña informó que debido a la crisis que enfrenta el país en Chinandega “tres cruceros no entraron y esos nos causa pérdidas”, ya que muchos de los negocios están recomendados por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) y los turistas van con seguridad a los distintos restaurantes.

Según Acuña, en el sector de Corinto están realizándose las fiestas patronales, pero aun así las ventas están muy bajas.

Pin It on Pinterest

Share This