El banco acordó el recorte con los sindicatos. Los despidos forman parte de una estrategia para incorporar el Banco Popular, adquirido en 2017.

Por Expansión

Banco Santander acordó con los sindicatos españoles el despido de 3,223 empleados. El banco justificó la liquidación como parte de una estrategia que tiene la entidad financiera para integrar el Banco Popular, informó la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO).

Este recorte significa una reducción de menos de 10% del equipo total de la institución financiera en España, donde además se han cerrado 1.150 oficinas.

Hasta marzo, el banco tenía más de 32.000 empleados y 4.366 sucursales en ese país.

En junio de 2017, El Banco Popular español, al borde de la quiebra, fue vendido al Santander por 1 euro simbólico en una operación efectuada en horas.

La operación garantizó los depósitos de los ahorradores, y en ella no hubo «ningún tipo de ayuda ni de apoyo público», según el ex ministro de Economía de España, Luis de Guindos. Para Santander implicó un aumento de capital de 7,000 millones de euros.

Con esta transacción, «todos los accionistas de Banco Popular Español, así como todos los titulares de bonos contingentes convertibles y de bonos subordinados, han perdido totalmente su inversión», señaló en su momento la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Entre los accionistas se encontraba Antonio Del Valle -presidente vitalicio de grupo Kaluz-, que junto con otras personas poseía 4.% del capital del Banco Popular.

A mediados de 2018, Del Valle y su primo Jaime Ruiz Sacristán, presidente de Grupo Bolsa Mexicana de Valores, fueron demandados por los accionistas de Banco Popular por presunta revelación de información confidencial con el objetivo de desestabilizar el mercado, hacer que el precio de la acción bajara, y así ellos pudieran hacerse del banco por una cantidad inferior al valor de los activos.

Según María Teresa Llantada, socia del despacho Gastelum Abogados y encargada del caso, dijo en su momento a la agencia EFE, que la jugada no les salió porque bajaron tanto el precio de las acciones que al final el banco se tuvo que vender a Santander por 1 euro.

Pin It on Pinterest

Share This