El Salvador se convirtió este martes en el primer país del mundo en el que tiene curso legal el bitcóin como moneda de intercambio.

Por EFE

Cientos de salvadoreños salieron este martes a las principales calles de San Salvador para manifestarse en contra del uso del bitcóin como forma de pago, tras la entrada en vigencia de una ley que permite a partir de hoy la circulación de la criptomoneda junto con el dólar estadounidense.

Jóvenes, exguerrilleros y veteranos del Ejército de El Salvador, mujeres activistas y miembros de organizaciones de la sociedad civil se concentraron en diferentes puntos para luego desplazarse hacia la sede de la Asamblea Legislativa.

Los manifestantes portaron carteles en los que expusieron su rechazo al bitcóin. «Basta de corrupción, no al bitcóin», se podía leer en una de las pancartas.

«No al lavado de dinero corrupto», «Yo digo no al bitcóin», «Yo rechazo totalmente el bitcóin», eran otros de los mensajes.

Julián Hernández, estudiante de la estatal Universidad de El Salvador (UES), se sumó a las manifestaciones porque, según dijo a periodistas, «es necesario ponerle un alto a las acciones fascistas y autoritarias de Bukele que solo buscan hacer más ricos a los ricos y empobrecer más a los vulnerados».

«Él (el presidente) piensa que este país es su finca y no lo es. No vamos a dejar que nos lleve más a la quiebra con proyectos caprichosos como el bitcóin, que solo va a favorecer a unos pocos», expresó el joven.

El Salvador se convirtió este martes en el primer país del mundo en el que tiene curso legal el bitcóin como moneda de intercambio, junto al dólar estadounidense, al entrar en vigor la legislación aprobada en junio pasado.

Los agentes económicos, según la legislación avalada por el oficialismo en la Asamblea Legislativa, están obligados a aceptar la criptomoneda y todos los precios de los productos y servicios deben expresarse en dólares y bitcóin.

Los sondeos de opinión revelan que este es el primer proyecto del presidente Nayib Bukele rechazado por buena parte de la población a pesar de que el mandatario mantiene altos niveles de popularidad.

Según la encuesta del Instituto de Opinión Pública, el 66,7 % de la población opina que la Ley Bitcóin se debía derogar y el 65,2 % se mostró en desacuerdo en que el Gobierno utilice fondos públicos para financiar la implementación del criptoactivo.

Pin It on Pinterest

Share This