La actividad por primera vez se realizó en el edificio de la Asamblea Legislativa, recinto inaugurado en octubre de 2020 con un valor cercano a los US$130 millones.

Por EFE

El economista Rodrigo Chaves asumió el domingo como presidente de Costa Rica para el periodo 2022-2026 en una ceremonia de traspaso de mando que estuvo marcada por la austeridad y porque se llevó a cabo por primera vez en la sede de la Asamblea Legislativa.

Más de 100 delegaciones internacionales, organismos internacionales, la representación de poblaciones indígenas y sociedad civil asistieron al evento oficial de cambio de mando, en el que Carlos Alvarado entregó el poder tras un periodo de 4 años.

«La celebración del traspaso de poderes forma parte de la tradición democrática y de respeto a las reglas constitucionales de facilitar al Gobierno entrante la transmisión pacífica del mando de poder, por lo que el Gobierno toma todas las medidas pertinentes para que desde ahora este proceso fluya con toda normalidad», expresó el canciller entrante y presidente de la Comisión del Traspaso de Poder, Arnoldo André Tinoco.

La actividad por primera vez se realizó en el edificio de la Asamblea Legislativa, recinto inaugurado en octubre de 2020 con un valor cercano a los US$130 millones.

La infraestructura está diseñada para ser sostenible y amigable con el ambiente, por lo que cuenta con paneles solares para ahorrar electricidad y un sistema de recolección de aguas pluviales.

«El juramento constitucional que hace el nuevo presidente se celebra en el marco de una sesión solemne de la Asamblea Legislativa y en esta ocasión después de 70 años de existencia de nuestra Constitución Política lo vamos a hacer justamente en ese recinto, por dos motivos: Uno de austeridad, no se va a hacer la celebración que se solía hacer en el Estado Nacional, que es muy cara, y segundo en honor al nuevo edificio», afirmó Tinoco.

El edificio legislativo tuvo la limitación de disponibilidad de sitios, lo que «provocó ciertas incomodidades por la falta de espacio suficiente para todas las delegaciones y altas autoridades del país e invitados especiales», agregó Tinoco.

Entre algunos de los asistentes se encuentraron el rey de España, Felipe VI, el presidente de Colombia, Iván Duque; Luis Abinader (República Dominicana); Laurentino Cortizo (Panamá); Vjosa Osmani Sadriu (Kosovo); el primer Ministro de Curazao, Gilmar Pisas; el de Haití, Ariel Henry, así como el mandatario del Gobierno de Marruecos, Aziz Akhannouch.

También formaron parte de la ceremonia cancilleres, ministros, viceministros y diputados de países como El Salvador, Guatemala, Cuba, Japón, Reino Unido, Serbia, Argentina, México, Canadá, Estados Unidos, Ecuador y Perú.

También estuvo presente el secretario de general adjunto de la Organización de los Estados Americanos, Néstor Méndez, y el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Ricardo Pérez Manrique.

La ceremonia estuvo marcada por la inclusión, ya que contó con espacios reservados para personas con necesidades especiales, adultos mayores, estudiantes e invitados especiales.

Además, contó con la presencia de la primera mujer cacique indígena de Costa Rica, Idalia Andrade Degracia, así como representación de las etnias indígenas costarricenses, como ngäbes, cabécares, bribrís, chorotegas, borucas, malekus y huetares.

PROGRAMACIÓN

Parte de las celebraciones del cambio de mando incluye actos culturales en la Plaza de la Democracia y de la Abolición del Ejército con la presencia de 200 artistas.

Entre algunas curiosidades, la vecina de la provincia de Heredia (centro), Rosario Camacho, bordó de forma voluntaria, el escudo que portará la banda presidencial que usará Chaves.

Mientras que el niño letón Gustav Barquero Culkstens y la costarricense María Angélica Castro entregarán a Chaves antes de que él ingrese al Congreso un arreglo floral con margaritas, gerberas rojas y citas alusivas a banderas de Costa Rica y Letonia, país de origen de la primera dama, un gesto que representa la unión de las dos culturas.

Pin It on Pinterest

Share This