FECAICA sugiere AL GOBIERNO DE COSTA RICA: Revisar de inmediato, las medidas impuestas.

Por Revista Summa

Las decisiones del Gobierno de Costa Rica, de limitar el ingreso de transportistas extranjeros para evitar propagación de COVID-19 anunciadas recién el sábado pasado, y que a partir del lunes entraron en vigencia, son inviables de implementar, según la Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales de Centroamérica y República Dominicana (FECAICA).

Según la Federación el transporte de mercadería es responsabilidad de la empresa que, en primera instancia, fue contratada para ese propósito. Esta responsabilidad no puede delegarse a otra empresa que no tiene certeza del contenido del contenedor. Adicionalmente, trasegar la mercancía conlleva riesgos, como robos o accidentes, en donde el Seguro únicamente puede ser cobrado por la empresa que contrató el dueño de la carga.

“Lo medidas unilaterales tomadas por el Gobierno de Costa Rica, han llevado a la paralización de los puestos fronterizos, generando desabastecimiento de materias primas y bienes de consumo, afectando gravemente la ya golpeada economía de nuestros países”, manifiestan.

Dado que en la reunión del lunes de COMIECO y autoridades migratorias, aduaneras y de salud, no se logró llegar a resultados concretos; FECAICA sugiere AL GOBIERNO DE COSTA RICA: Revisar de inmediato, las medidas impuestas.

De no hacerlo, las consecuencias no únicamente impactarán a Costa Rica, sino a toda la región y a sus habitantes.

“Es momento de trabajar en conjunto por encontrar soluciones con enfoque regional e integral ante la situación del COVID 19, manteniendo el balance entre la salud y la economía; priorizando la salud, el bienestar y el empleo de nuestros habitantes”, reitera Fecaica.

FECAEXCA pide apoyo a las autoridades regionales:

  • Conscientes que la crisis del COVID-19 ha golpeado fuertemente a todos los países de la región y reconociendo los esfuerzos que están realizando las Autoridades regionales para la coordinación de acciones que protegen la salud de la población, consideramos que estas a su vez deben proteger y facilitar el comercio de bienes y servicios esenciales para Centroamerica manteniendo las cadenas de suministro y la fluidez del comercio.
  • Manifestamos preocupación por los decretos emitidos por el Gobierno de Costa Rica, que contienen disposiciones que cambian la forma de ingresar la carga de exportación vigentes a partir del lunes 18 de mayo de 2020, las cuales consideramos poco viables para realizar las operaciones de desenganche, enganche y relevo.
  • Estas disposiciones están provocando que los países vecinos como Honduras, Nicaragua y Panamá procedan a implementar medidas de reciprocidad que afectarán el esquema de integración regional y limitarán el comercio intrarregional.
  • Solicitamos a las Autoridades de Costa Rica la suspensión de estas medidas y que en conjunto con los Presidentes, Ministros de Economía y Ministros de Salud de la región, se identifiquen los mejores procedimientos y mecanismos que garanticen el flujo de mercancías y la facilitación del comercio, mediante soluciones viables para el sector de transporte, a la vez conciliando con las exigencias de la pandemia.
  • Además de lo anterior, solicitamos que se identifiquen medidas de apoyo para los transportistas que ya se encuentran en frontera o que están en ruta con destino a Costa Rica.
  • Ante esta problemática instamos a que se elabore e implemente un protocolo regional del sector de transporte, como medida preventiva para evitar que el transporte internacional de carga sea un foco de contagio.
  • Conscientes que el sector privado tiene un rol fundamental en el desarrollo de nuestros países y como representantes del sector exportador de la región centroamericana, hemos decidido sumarnos a la petición para que esta situación se resuelva urgentemente, dado que este problema afecta a toda Centroamérica y debe evitarse que repercuta en serías implicaciones y daños a la economía que se calculan millonarias.

Actualmente se encuentran detenidas 942 unidades de carga de exportación en las aduanas de Peñas Blancas y Rivas: 384 unidades de transporte de Guatemala, 284 de El Salvador, 62 de Honduras y 93 de Nicaragua, 103 de Costa Rica y 16 de Panamá.

“Por lo anterior, al Gobierno de Costa Rica solicitamos, reconsiderar las medidas adoptadas, con un adecuado balance y correcto manejo de las dificultades, con el fin de evitar mayores efectos e impactos en la competitividad y operación de las empresas exportadoras y que juntos continuemos impulsando la generación de empleos y el desarrollo económico de los países centroamericanos a pesar de la crisis”, manifiesta la Federación.

“Confiamos en una pronta solución esta situación, en beneficio de mantener el libre tránsito de mercadería por las fronteras y la fluidez en el comercio intrarregional”, concluyen las autoridades de FECAICA.

Pin It on Pinterest

Share This