Si República Dominicana no hubiera firmado el DR-Cafta se habría quedado durante más de dos años en un limbo comercial

Por Listín Diario 

La baja demanda de bienes, producto de las crisis económicas por las que han atravesado los principales socios comerciales de República Dominicana como Estados Unidos y Europa son las causas fundamentales por las cuales el país caribeño sigue con una balanza comercial deficitaria.

La afirmación es de Katrina Naut, la directora de Comercio Exterior (Dicoex), del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), quien asegura que la baja en el comercio con los principales socios no se debe al tratado de libre comercio con Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta), porque igual está pasando con el Acuerdo de Asociación Económica con Europa (EPA), sino a factores externos e internos.

Al déficit comercial hay que sumarle factores internos de competitividad como el problema del sector eléctrico y la alta concentración de mercado que caracteriza de por sí a esta economía, adujo.

Si República Dominicana no hubiera firmado el DR-Cafta se habría quedado durante más de dos años en un limbo comercial, debido a que este esquema preferencial venció en 2013 y fue habilitado otra vez en 2015 de manera retroactiva.

La previsibilidad es de suma importancia en el comercio internacional, dijo Naut, al recordar las ventajas arancelarias  que recibe el cigarro dominicano  que entra sin arancel al mercado estadounidense donde a su vez se exportaron productos de tabaco a un total de US$620 millones y US$19 millones en cigarros en 2015.

En camiseta de algodón se exportaron US$219 millones que generaron un ahorro de US$36 millones por concepto de aranceles, gracias a las preferencias comerciales contenidas en el DR-Cafta.

“El DR-Cafta o cualquier acuerdo comercial no solamente se puede evaluar por el intercambio de bienes y sevicios. Es más allá, se consagran aspectos intitucionales”, afirmó. Como un aspecto beneficioso se cita la seguridad jurídica y la atracción del clima de inversión en el país.

“De acuerdo con los datos preliminares, que aún no están conciliados con el Banco Central, y suministrados por la directora de Comercio Exterior, en 2015 el país exportó en valor US$2,950.12 millones, producto de la venta de 50 productos principales a Estados Unidos,  registrando una  leve baja con relación a 2014 cuando fueron de US$2.791.53 millones.

Los productos sensibles del agro quedarán liberalizados en el 2025. Los demás ha sido liberados de aranceles de manera gradual. EE.UU. tiene abierto su mercado en un 97%. Desde 2008 la crisis económica que afectó a los estadounidenses y la posterior crisis europea ha propiciado un desaceleramiento.

Otro factor fue la liberación de la cuota textil a China en 2005 mediante el Acuerdo Multifibras, que hizo que muchas empresas se retiraran, como ocurrió en 2003 cuando había 263 empresas textiles y hoy hay 98, lo que ha sido compensado con la diversificación con productos sofisticados entre los que figuran instrumentos eléctrico, e instrumentos médicos quirúrgicos. Para la directora de Comercio Exterior es necesario que se reconozca que los TLC no son malos, sino que es vital trabajar en el problema eléctrico, facilitación del comercio, transporte y otros temas que deben ser centrados en un plan estratégico de hacia donde orientar las exportaciones, sin poner todas las apuestas en una sola canasta, como se ha estado haciendo en el país. También, es bueno que se reconozca, dijo, que el 86% de las exportaciones dominicanas salen de zonas francas.

Pin It on Pinterest

Share This