Febrero: Ranking de las Empresas con Mejor Talento Humano // Especial Turismo: Los Hoteles Mejor calificados
Agosto traerá las Empresas con mejor Clima Organizacional y el Ranking de Empresas Sostenibles de la región.

Ranking de las empresas diversas, equitativas e inclusivas 2023

Abr 17, 2023 | Empresas Inclusivas, equitativas y diversas, Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

[wp_applaud]

La incorporación de conceptos como “interseccionalidad”, “neurodivergencias” y “liderazgo inclusivo”, así como de nuevos responsables de área (“líder de gente, cultura y diversidad”, “chief diversity officer” y otros), son tendencias que marcan cambios en las empresas.

POR Rocío Ballestero y Carolina Barrantes

Ser una empresa diversa, equitativa e inclusiva (DEI) dejó de ser opción para convertirse en una práctica básica que demanda la sociedad, que va más allá de meras declaraciones, el establecimiento de cuotas o cambios en el lenguaje. Así de claro es el panorama.

Las organizaciones deben asegurarse de crear culturas donde reine el respeto, la tolerancia y el reconocimiento del talento por el talento, espacios laborales seguros y estrategias objetivas para la atracción, desarrollo y retención de los colaboradores, sin sesgos entre hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, nacionales o extranjeros, ni por etnia, discapacidad o preferencias sexuales. Esa labor debe ser un esfuerzo colectivo que involucre a todos los niveles de la organización, amparada en una estructura interna que agilice la toma de decisiones y la incorporación de nuevos proyectos.

De esa forma, las compañías no solo logran garantizar el éxito de sus negocios, sino que crean mejores conexiones con los colaboradores, comprenden y atienden mejor a sus clientes y se vuelven más productivas. Adicionalmente, fortalecen la marca empleadora y logran generar muchas más ideas creativas.

“En estos tiempos de constantes cambios, la aplicación de estrategias DEI exige flexibilidad y apertura, atreverse a nuevos modelos de gestión de los recursos humanos, nuevas formas de liderazgo, de comunicación y diálogo con los diferentes grupos de interés, así como esfuerzos para derribar creencias integradas en la cultura empresarial”, afirma Héctor Sandoval, líder de People and Culture para Centroamérica y el Caribe de ManpowerGroup.

«Una empresa inclusiva no es la que incorpora el “todes” en su comunicación, sino la que rompe esquemas de edad, género y otras condiciones para reclutar y desarrollar a su talento, sin mirar raro al que, en teoría y por sesgo, puede ser diferente. El ser humano, después de ser adaptable, lo puede lograr todo», comenta Dalia Saltos, consultora de la academia ecuatoriana Coolab.

La integración: un elemento clave

Hablar de diversidad, de acuerdo con los especialistas, es que entre a la organización la gente adecuada, de diferentes perfiles, orígenes y experiencia; la inclusión significa darle la bienvenida y permitir que sean ellos mismos, mientras que la equidad es ofrecer igualdad en el trato y los beneficios. Además, es clave crear las condiciones adecuadas para que ese mix de personas y diferentes generaciones puedan trabajar juntas en un ambiente donde reine la sana convivencia, la libre expresión y el respeto.

Gabriel Marcolongo, CEO y fundador de Incluyeme.com, destaca la importancia de abrazar las diferencias más allá de los marcos legales, ya que las leyes de cuotas vigentes en los distintos países de la región colaboran con la inclusión laboral, pero no con el problema de fondo al poner de manifiesto lo que separa en vez de lo que une.

“Todos los empleados, en especial los de cualquier minoría, deben sentir que encajan en la empresa, que no son una muestra simbólica sino parte auténticamente importante del equipo. En el caso de las personas con discapacidad, por ejemplo, la contratación debe realizarse por convicción, entendiendo que son parte de la sociedad y que no solo actúan como sus empleados sino también como clientes de sus negocios y consumidores de sus productos. Cuando la empresa actúa con esa convicción la Ley de cuota se convierte en una consecuencia”, asegura.

Un desafío que surge frente a este aspecto es brindar capacitaciones para mejorar la empleabilidad, ya que se suele esperar de las personas con discapacidad los mismos niveles de educación que el resto de la sociedad, lo cual no siempre es así.

Por otra parte, el proceso de cambio para conformar esos ambientes magnéticos que atrapen a los mejores talentos requiere de aceptar también la neurodiversidad, teniendo en cuenta entre un 15% y un 20% de las personas alrededor del mundo experimentan condiciones como el autismo, la dislexia, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y otras.

Amanda Morin, consultora internacional en el tema, insta a verlos no como problemas que deben “arreglarse” o “curarse”, sino simplemente como lo que son: variaciones en cómo funciona el cerebro humano. Su posición es contundente: “Las personas neurodiversas experimentan, interactúan e interpretan el mundo de formas únicas. Eso a veces puede causar desafíos, sin embargo, también puede conducir a nuevas ideas y maneras creativas de resolver problemas, lo cual nos beneficia a todos. Es hora de acabar con los estigmas en torno a las diferencias en la manera de pensar y aprender”.

¿Cómo lograr que la gente se sienta incluida en tu organización?

  • Intégralos en la toma de decisiones. Proponles desafíos.
  • Invítalos a reuniones sociales.
  • Permite que todos sean únicos, originales y auténticos.
  • No le pidas a los empleados que asimilen ni se fundan en una cultura específica.
  • Reconoce las diferencias, respétalas y acéptalas.

Es hora de conocer cuáles son las empresas de América Central y República Dominicana que destacan este año entre el selecto grupo de las que cuentan con las mejores prácticas para crear entornos laborales libres de prejuicios, donde todos son bienvenidos.

METODOLOGÍA

Sondeo realizado entre el 13 de enero y el 24 de febrero de 2023, contestado al 100% por 1.000 empresarios, ejecutivos y profesionales de la región. Cada persona evalúa aspectos relevantes de su organización en materia de respeto y gestión de las diferencias de género, culturales, por edad, preferencias sexuales y discapacidad). Además, menciona cuál considera que es el referente en su país de la mejor Empresa Equitativa, Inclusiva y Diversa.

Congruente con los niveles de participación por país y la cantidad de nominaciones recibidas, se selecciona un Top 50 en Costa Rica y Panamá, Top 40 en el caso de Guatemala y El Salvador, top 35 en Honduras y Top 25 en Nicaragua y República Dominicana.

K

Artículos Relativos