Los pasillos del CES han pasado de presumir conexión 5G o resolución 8K a presumir la garantía de privacidad de muchos de sus productos.

Por Expansión

Durante 2019, en CES se habló de diversos temas de conectividad como 5G o WiFi 6, hubo pantallas flexibles, contenido en 8K y muchos equipos con asistencia de voz, pero en esta edición un nuevo artículo tomó los pasillos: la privacidad.

Ésta que en esencia debería pertenecer a los usuarios ahora se convierte en un artículo. Por lo menos tres empresas lanzaron en esta edición sistemas de encriptación de redes caseras para dispositivos del Internet de las Cosas, otros se están enfocado al cuidado de las redes. Ejemplos como Winston, Ucam, Ring e incluso Avast están apostando por brindar este aditamento extra a los usuarios, pues los clientes se han vuelto más conscientes sobre la protección de sus datos.

“Estamos buscando trabajar con las empresas que desarrollan tecnología del internet de las cosas, pues una empresa que hace refrigeradores es experta en hacer este producto pero no es experta en seguridad, sí conectan los equipos, sí le ponen una capa de inteligencia artificial, pero falta esa experiencia de protección a los equipos, pues enfocamos la parte de inteligencia artificial a proteger la información y la seguridad de los dispositivos” indicó a Expansión, Javier Rincón, gerente general de Avast México.

La apuesta de la empresa de ciberseguridad es un equipo llamado Omni que se encarga de proteger las redes del hogar para evitar ciberataques, sin embargo el ejecutivo admite que ir más allá de este entorno es complicado, pues los ecosistemas entre cada equipo son distintos y las empresas que les brindan soporte lo hacen a través de distintos protocolos.

Algunas de las empresas que han anunciado mejoras en este tema, en paralelo con el CES, y que han tenido en el pasado problemas con reguladores sobre el manejo de la información que tienen son Google y Facebook.

En el primer caso, la marca perteneciente a Alphabet anunció nuevos comandos de voz para que las personas logren controlar la privacidad del asistente de voz de la marca y para que los usuarios logren tener mayor claridad en el tratamiento de sus datos.

“Justo la configuración de estos asistentes de voz se tiene que empezar a cambiar, finalmente estamos hablando de las distintas capas de seguridad y tratar incluso de llamarle de una forma distinta a los equipos para reducir los riesgos de ataque es algo que los usuarios tendrán que empezar a usar, pues no existe un protocolo homogéneo de seguridad y por ende cuidar cada uno de los dispositivos, que muchas veces interactúan en distintos ecosistemas es un reto para las empresas” precisó Rincón.

Facebook por su parte dio a conocer una nueva herramienta donde es posible verificar la privacidad de las cuentas de los usuarios, Privacy Checkup, una herramienta que ayuda a los usuarios a fortalecer la seguridad de su cuenta y permite controlar quién ve el contenido que comparte y cómo es utilizada su información. Antes este doble chequeo se centraba en mostrar a los usuarios que podían ver sus publicaciones, su información de perfil y las aplicaciones conectadas.

Pin It on Pinterest

Share This