Junio 2024. Celebramos nuestro 30 aniversario
Junio 2024. Celebramos nuestro 30 aniversario

¿Qué hay detrás del acercamiento entre El Salvador y China?

Feb 10, 2022 | Economía, Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

[wp_applaud]

A pesar de no ser socios comerciales claves, China construirá importantes obras de infraestructura en el país centroamericano, con un costo que rondará los US$500 millones, según el gobierno.

POR Jenny Lozano

El presidente salvadoreño Nayib Bukele despidió el 2021 reafirmando su acercamiento con Pekín. En la víspera de Año Nuevo, anunció a través de su cuenta de Twitter “una sorpresa” y difundió un video de lo que será el nuevo Estadio Nacional de El Salvador. Se trata de un moderno complejo deportivo con capacidad para 50.000 personas que forma parte de los proyectos de cooperación no reembolsable y sin condiciones que financiará la República Popular China.

Se une a otras seis grandes obras pactadas en 2019, apenas seis meses después de su llega- da al poder: la nueva Biblioteca Nacional, una planta potabilizadora de agua en el Lago de Ilopango para abastecer al Área Metropolitana de San Salvador, un sistema de distribución de agua y saneamiento de aguas negras del circuito de playas de Surf City, calles y cableado eléctrico subterráneo para Surf City, la recuperación y restauración del sitio arqueológico Joya de Cerén y la ampliación del muelle del Puerto de La Libertad.

Solo se adelantó que la Biblioteca Nacional costará US$54 millones, del resto no se han dado cifras. Sin embargo, Bukele habla de que China aportará US$500 millones en inversión pública no reembolsable y sin condiciones.

Mientras el país estrecha los lazos con la potencia asiática, aumenta la tirantez con la del Norte, su principal socio comercial e históricamente el mayor cooperante, cuyas ayudas sumaron casi US$770 millones entre 2010 y 2018.

“¿Quién es tu amigo? ¿El que te da un estadio, una biblioteca, un centro de convenciones, un muelle y una planta potabilizadora de agua o el que te pone en lis- tas, te sanciona y financia a tus opositores?”, escribió el mandatario en un tuit posterior, en claro reclamo contra Estados Unidos por haber incluido a funcionarios salvadoreños en la Lista Engel, por presunta participación en actos de corrupción.

Teorías sobre la vinculación entre ambas naciones

“Centroamérica y El Salvador son pequeñas piezas en el proyecto para la expansión de China en América Latina. Esa expansión afecta las relaciones de la región con Estados Unidos, pero no implica un enfrentamiento fuerte porque las economías centroamericanas y la salvadoreña son muy pequeñas para interesar mucho a China y desde hace tiempo están muy ligadas a Estados Unidos”, considera Carlos López, historiador e investigador de la Universidad del El Salvador.

Evan Ellis, profesor de estudios latinoamericanos del Instituto de Estudios Estratégicos del U.S. Army War College, tiene otro parecer. En declaraciones a un medio español aseguró que El Salvador podría estar siendo considerado por el gobierno chino como un área estratégica para su expansión comercial en Centroamérica y dijo haber tenido acceso a documentos que indican que pretende invertir US$23.000 millones para crear un centro de almacenamiento, logística y comercio internacional en las zonas extraeroportuarias del Puerto de La Unión Centroamericana, en la zona oriental de El Salvador, limítrofe con Honduras y Nicaragua.

De hecho, en febrero de 2018, a pocos meses del rompimiento de las relaciones con Taiwán, delegados de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) se reunieron en Beijing con representantes de la empresa Pacific Xuanhao Proyect Investment (APX). En la cita conocieron de primera mano sobre dicho proyecto y publicaron un informe de misión en el portal de Transparencia del ente.

Por su parte, José Alejandro Álvarez, analista de la Fundación Heinrich Böll, indica que el interés de China por El Salvador podría estar asocia- do a la Nueva Ruta de la Seda, proyecto con objetivos tanto económicos como políticos que le permitiría ampliar sus mercados, impacto geopolítico y lograr mayor flujo de mercancías con las menores restricciones posibles.

“Para un país como El Salvador, que no dispone de grandes recursos naturales, resulta conveniente poder conectarse a dicha ruta a través de su infraestructura portuaria”, añade.

Adiós a Taiwán

El rompimiento de las relaciones con Taiwán, en 2018, no fue bien visto por Estados Unidos, pero más allá de las connotaciones políticas, parecen imperar fuertes intereses económicos.

“Con la distensión post guerra fría y el crecimiento y apertura de China, la posición de Taiwán se ha debilitado y ha perdido aliados, los cuales cambian de bando a cambio de promesas de cooperación que aún están por verse. En este caso la democracia tiene poco que ver, estas relaciones son simples transacciones que responden a intereses puntuales”, explica López Bernal, historiador.

Considera que el acercamiento con China incide en la dinámica interna de El Salvador, “ya que, con pequeñas inversiones, China puede tener una injerencia fuerte en el país. Las construcciones anunciadas son simples enlatados chinos a los cuales el país, en sus condiciones actuales, no puede decir que no”.

K

Artículos Relativos