Más que acceso a internet, salas de reuniones y café, las personas que trabajan en este tipo de espacios buscan un valor agregado que una oficina normal no ofrece.

Por Revista Summa

¿Conoce el término “espacio de coworking”? Las primeras conversaciones sobre este concepto se dieron hace más de una década en Nueva York y en Europa. Hoy se puede afirmar que es tendencia mundial en crecimiento. Se puede encontrar literatura sobre el tema en 23 idiomas y en los últimos años se han celebrado eventos internacionales en torno al coworking en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia.

Se trata de un espacio de trabajo colaborativo, abierto y dinámico que comenzó como un lugar para trabajadores independientes que no querían trabajar solos desde sus casas. Según una encuesta reciente de deskmag.com, en la actualidad más de 100.000 personas en el mundo trabajan bajo esta modalidad y llegaremos a 10.000 empresas de coworking para finales de este año.

Más que acceso a internet, salas de reuniones y café, las personas que trabajan en este tipo de espacios buscan un valor agregado que una oficina normal no ofrece. Flexibilidad, oportunidades para aprender y retroalimentarse de otros, potenciar sus experiencias sociales y hacer networking, por ejemplo, una comunidad.

En nuestros países, esta tendencia ya comienza a ser una realidad. Uno de esos ejemplos está en Costa Rica, con la empresa Impactico se destaca como el espacio para hacer justamente esto. Se caracteriza por ser un espacio abierto de coworking y de innovación, enfocado en organizaciones que estén teniendo un impacto positivo social o ambiental, aunque no se limitan a estas, a sabiendas de que la innovación está en la diversidad y el intercambio entre distintas perspectivas.

Nació en el 2014 como una iniciativa de cuatro emprendedores interesados en crear una comunidad que permitiera este tipo de interacción entre empresas y personas. En abril del año pasado lograron reunirse en un espacio en Los Yoses. Varias organizaciones de innovación, diseño, turismo, fotografía e iniciativas sociales se han unido y ya son más de 50 personas que forman parte de esta visión del trabajo.

Pin It on Pinterest

Share This