El fondo de armario debe ser la base del guardarropa, conformado por piezas básicas, en colores que permitan que todo sea combinable y funcional.

Por Marianela Lacayo, asesora de Imagen Personal y Profesional

Para lucir bien y vestir con gusto es fundamental conocerse a sí mismo, respetar las particularidades de la contextura corporal y conocer las reglas básicas, además de tener un estilo claro y congruente con cada ámbito en el que nos movamos. El siguiente paso es contar con un ropero impecable.

3 reglas básicas a cumplir

1 Limpiarlo cada 6 meses

2 Descartar todo lo que no te guste, lo que no usas nunca y lo que ya se ve viejo o no te queda bien.

3 Separar las piezas dañadas para arreglar.

Tips ganadores

  • Piensa qué tipo de ropa y accesorios tienes para diseñar la mejor distribución interior, con adecuados compartimientos para colgar, guardar ropa doblada y espacios para cajas o bolsas herméticas donde proteger del polvo y la humedad esas prendas especiales que solo se usan en fiestas o viajes no periódicos.
  • Separar por color ayuda a visualizar las prendas de manera armónica, a que el armario luzca más ordenado y a buscar una pieza en particular. Además, deben ordenarse por telas o estilo, de la más informal hasta lo más formal.
  • El fondo de armario debe ser la base del guardarropa, conformado por piezas básicas, en colores que permitan que todo sea combinable y funcional. Ten cuatro colores neutros, como por ejemplo negro, blanco, azul oscuro y rojo vino, y de tres a cuatro colores de acento, como azul vivo, verde esmeralda, rosa y rojo. Lo ideal es que combinen con tu color de piel, ojos, cabello y cejas.
  • Conocer las técnicas de cápsulas y clusters de armario ayuda a, con pocas prendas, tener muchas combinaciones de atuendos muy fáciles de manejar. Cada cápsula tiene de cinco a doce prendas, preferiblemente con diseños atemporales, de forma que sean más duraderas en el tiempo. Los clusters cuentan con doce piezas como mínimo y 20 máximo, son los complementos que incluyen piezas de moda y accesorios.
  • Tanto para hombres como para mujeres, siempre es importante tener un pantalón negro casual, una camisa o blusa blanca y un traje oscuro para reuniones formales. Algunos acentos a tener en cuenta pueden ser perlas o corbatas clásicas como accesorios, calzado formal de trabajo y para salir y otros de tipo casual, unas zapatillas sport casual, una cartera elegante de noche y otra para reuniones formales de trabajo. Establece una política de “uno por uno”. Cuando compres una prenda nueva, dona o bota una vieja.

Pin It on Pinterest

Share This