Desempleo, reactivación económica, convenio con el Fondo Monetario Internacional, y el sistema financiero formaron parte de la discusión.

Por Revista Summa

Costa Rica: Las 5 grandes interrogantes hacia 2022, un foro organizado por Coopenae trató sobre los principales retos para el próximo Gobierno que tomará las riendas del país el 8 de mayo próximo.

En el foro participaron la señora Sandra Piszk, politóloga y conferencista; Daniel Ortiz, economista y director de Cefsa, y José Luis Arce, economista y director de FCS Análisis & Estrategia, quienes compartieron sus conocimientos en los retos que asumirá la nueva administración en temas de desempleo, reactivación económica, la situación del sistema financiero, así como el convenio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En cuanto al desempleo y a reactivación económica, los panelistas aseguraron que Costa Rica necesita que se genere un programa de reactivación real que incluya generación de fuentes de empleo suficiente para toda la población, en especial para las mujeres y los jóvenes.

“Es urgente reactivar el sector turismo, es uno de los ejes de la economía que más genera empleo, por cada empleo directo se puede generar de 6 a 7 empleos indirectos. El sector vivienda también es necesario que se reactive porque tiene un alto potencial en generar empleo. Ambos sectores necesitan de capacitación, así que podemos aprovechar la nueva ley del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), para que se desarrolle esa capacitación necesaria, con programas intensivos de inglés, por ejemplo”, aseguró Piszk, quien explicó que la red de cuido es una política laboral y no social que se debe de reforzar, así como no permitir que se paguen salarios por debajo del mínimo estipulado ya que refuerzan la reactivación económica en los sectores más pobres.

Por su parte, Arce aseguró que, en cuanto a convenio con el FMI, es necesario que Costa Rica pueda acceder a los desembolsos del mismo, pero considera que será hasta que llegue el nuevo Gobierno que se podrá renegociar nuevamente para que se pueda mantener las finanzas sanas del país, poder asumir los créditos y sus pagos, y tener financiamiento disponible.

En cuanto al estado del sistema financiero luego de la pandemia, los expertos coincidieron que la crisis sanitaria lo encontró fortalecido, sin embargo, es posible que luego de que pase la situación quedarán cicatrices como la incertidumbre, la colocación de menos crédito y la pérdida de los créditos por la imposibilidad de asumir los pagos por parte de la población. Es por ello que los especialistas reconocen que es necesario que el sistema financiero sume fuerzas en incentivar el ahorro de la población, así como en otorgar apoyo financiero al sector productivo.

En conclusión, los analistas aseguran que entre los retos principales está incentivar la igualdad en la población, generar confianza con acciones que reúnan lo público y lo privado, con seguridad jurídica.

“El que asuma las riendas del país tiene que demostrar gran capacidad de negociación, con los diferentes sectores y con la Asamblea Legislativa. En cuanto a la gran crisis de la educación es urgente solucionarlo y hacer esa reforma educativa, y que coincida con las necesidades de producción”, aseguró Piszk.

Por su parte, Ortiz reconoce que a corto plazo el Gobierno debe tener una hoja de ruta ligado con la confianza tanto de las personas como del sector productivo.

“El acuerdo con el FMI es necesario, necesitamos recursos para educación, pobreza, salud y seguridad. Otro tema necesario es aprovechar la competitividad a nivel externo”, dijo Ortiz.

Arce mencionó que el tema de la equidad, el ajuste fiscal, y motivar el crecimiento debe ser de especial cuidado para el nuevo Gobierno. También aseguró que el mercado interno debe ser más eficiente.

“El reto político es el más importante porque a veces creemos que el Presidente tiene más poder del que realmente tienen, la figura presidencial en Costa Rica es una figura relativamente débil institucionalmente, quizá la habilidad que más deberíamos demandar de nuestros gobernantes es la habilidad de dialogar y de encontrar acuerdos, y también debemos requerir de los líderes de la oposición y los grupos de interés. Nuestro gran déficit, además del fiscal, es el déficit de conversación y el déficit de acuerdo”, dijo Arce.

Indicadores financieros Coopenae. Adrián Álvarez, subgerente general de Coopenae, indicó que a pesar de los retos que se han tenido que enfrentar a raíz de la pandemia, la cooperativa ha logrado mantener indicadores sobresalientes.

Álvarez explicó que las cooperativas de ahorro y préstamo captan el 30% de la banca nacional. En total Coopenae, a diciembre del año pasado, tiene 209 mil asociados, lo que la  convierte en la cooperativa líder del país

“Hemos logrado atraer a nuevos asociados, y mes a mes crecemos en alrededor de 1000 personas. A diciembre del año anterior, la cooperativa tiene un activo total de ¢916.000.000.000, y a este ritmo alcanzaremos el billón de colones (1.000.000.000.000). Tenemos 580.000.000.000 en ahorros de nuestros asociados y otro número que define la solidez de nuestra cooperativa es la robustes de nuestro patrimonio, al cierre del año anterior terminó siendo de poco más de ¢153.000.000.000. Este es un esfuerzo de todos nuestros asociados, y un esfuerzo de más de 55 años en el mercado. Como Cooperativa y como país debemos seguir haciendo un esfuerzo grande para que ayudemos a mejorar la calidad de vida de las familias”, aseguró Álvarez.

Pin It on Pinterest

Share This