Experto en acero vegetal explica que el bambú se usa para la construcción de cúpulas, y al ser ligero elaboran accesorios y elementos para el hogar.

Por La Estrella

La versatilidad y los beneficios del bambú como soluciones innovadoras para la pobreza y la sostenibilidad ambiental en actividades como la construcción fueron planteados por la Organización Internacional del Bambú y el Rattán (INBAR) ante el titular del Ministerio de Ambiente, Milciades Concepción, según informó este sábado la institución a través de un comunicado de prensa.

Durante la reunión, los expertos —cuya organización se ubica en Ecuador— le explicaron a Concepción que su finalidad era intercambiar opiniones sobre la necesidad de impulsar programas sobre el bambú en Panamá y fortalecer su cultura por las múltiples posibilidades que tiene esta planta para múltiples usos, así como el ratán o también conocido mimbre.

Pablo Jácome, de INBAR expuso a Concepción, los programas que ejecuta la organización para el desarrollo y promoción de soluciones innovadoras en beneficio de la pobreza y la sostenibilidad ambiental, utilizando bambú y ratán. 

El bambú y el ratán son un tipo de gramínea, que aunque puede formar parte de bosques, es más un pasto y que interactúa con otras especies, destacó el escrito de MiAmbiente.

El bambú o acero vegetal, tiene un papel fundamental en construcción y, puede ser utilizado en cúpulas y otras construcciones, ya que el material es ligero y sustentable; además, su versatilidad permite la elaboración de accesorios y elementos para el hogar, por lo que pudiera estar en la base de una industria alternativa.

En la reunión entre Concepción y Jácome, también participó Víctor Cadavid, director de Forestal de MiAmbiente, quien expuso sobre los proyectos que se desarrollan en el país y los que están a la espera de financiamiento. En Panamá, la especie más común es la caña de guadua (Guadua angustifolia).

El bambú y sus especies previenen la erosión, además de absorber el 30% de las emisiones de CO². 

Concepción indicó al visitante sobre las posibilidades que tiene este tipo de arbusto y las perspectivas para abrir un mercado en el país. Y agregó que están a la espera de un financiamiento internacional para estimular nuevas fuentes de trabajo con las capacidades que se pueden esperar con este tipo de plantas, así como oportunidades e ingresos sustentables.

El bambú cuenta con más de mil 600 especies en el mundo. Su mercado global se estima en $60 mil millones y se considera que existen 30 millones de hectáreas plantadas en el planeta. Su impulso ha contribuido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 1, 7, 11, 12, 13, 15 y 17 de las Naciones Unidas.

Pin It on Pinterest

Share This