Por:  Revista Summa

Debido al crecimiento de las ciudades, cada vez menos personas del GAM tienen fácil acceso a alimentos frescos y de bajo costo. Una opción saludable y económica es la producción con sistemas sostenibles denominados agricultura urbana y periurbana, es decir, producciones en espacios reducidos.

El profesor Alex Pacheco, encargado la Finca Demostrativa de Agricultura Periurbana de la Universidad EARTH, explicó que: “los sistemas de agricultura urbana ofrecen una manera práctica de cultivar vegetales de uso común, ayudando a promover la seguridad alimenticia y una adecuada nutrición”.

La agricultura urbana y periurbana puede darle beneficios a familias, así como a organizaciones de mayor consumo como escuelas y restaurantes. Anthony Castro, graduado de EARTH, desarrolló  junto a su familia un huerto en el patio de su casa, en Guararí de Heredia.

Castro menciona que inició el proyecto motivado por la necesidad de las familias de  solventar necesidades de alimento y de medicina natural. “Me empecé a preguntar cómo podía yo dar el ejemplo en mi comunidad urbana y a la vez apoyar a mi familia”, comentó Castro.

El huerto utiliza técnicas hidropónicas que permiten la producción en espacios verticales y bandejas. Castro manifestó que “contar con muy poco espacio no es una restricción para cosechar. Lo importante es que el área en el que crecerán las plantas cuente al menos con 6 horas de sol y que éstas reciban los cuidados correspondientes”.

El proyecto inició con la cosecha de 100 lechugas en un espacio aproximado de 6 metros por 90 centímetros. El agua de lluvia se utilizó para el riego. La inversión en semilla e insumos para las plantas no superó los 10 mil colones; el tiempo diario invertido en el cuido de las plantas era de una hora y se obtuvo una ganancia de aproximadamente 50 mil colones.

Actualmente, en el mismo espacio se producen 350 unidades de lechuga y se utilizó más espacio para la cosecha de plantas medicinales como sábila, ruda, juanilama, romero y orégano. Además, el crecimiento del proyecto permitió emplear a un familiar y convertir una iniciativa familiar en un negocio sustentable.

Entre los beneficios que generan los huertos familiares, Castro enumera: el consumo de alimentos frescos y saludables, la reducción en la inversión por compra de alimentos, la reducción en la huella de carbono que se genera con el transporte de alimentos y la integración familiar.

Anthony Castro brinda asesorías para la construcción y puesta en funcionamiento de huertos urbanos, él estará en la Feria Multicultural EARTH que se celebrará el 30 y 31 de mayo en el campus de la Universidad de 9:00 a.m. a 5:00 p.m

Pin It on Pinterest

Share This