La actividad económica de Costa Rica en el cuarto trimestre creció 2,5% (3,3% el trimestre previo) y estuvo determinada por el mayor gasto de consumo final de los hogares (4,5%) y la formación bruta de capital fijo (4,3%).

Por Revista Summa

El crecimiento del ingreso disponible real (3%) y el auge en el acceso al financiamiento por medio de préstamos para consumo (13,7%) propiciaron el crecimiento del consumo final de los hogares. Destacó el consumo de bienes importados (principalmente, vehículos y productos farmacéuticos) y de telecomunicaciones (asociados a telefonía celular e internet).

La forma bruta de capital fijo aumentó 4,3% (1,5% el trimestre previo), lo que se explica por un mayor gasto en infraestructura del sector privado (proyectos habitacionales y comerciales) y por la mejora en la ejecución de la inversión de obra pública, principalmente de proyectos de infraestructura vial. Por su parte la inversión en maquinaria industrial y de telecomunicaciones así como en vehículos de transporte, complementó el crecimiento.

Por otro lado, la demanda externa disminuyó 4,5% lo que se manifestó en menores ventas de microcomponentes electrónicos y procesadores, situación atenuada por las mayores colocaciones al exterior de productos relacionados con implementos y equipo médico (instrumentos y aparatos de odontología, jeringas, agujas, catéteres etc), llantas, así como de las exportaciones de servicios (5,5%).

Finalmente, las importaciones de bienes y servicios presentaron una reducción de 10%, comportamiento determinado por la contracción en las adquisiciones de insumos vinculados con la industria eléctrica y electrónica así como las importaciones de servicios, principalmente los relacionados con actividades empresariales y profesionales.

En el cuarto trimestre hubo mayor dinamismo en la producción de los siguientes servicios: 

  • La actividad de transporte, almacenamiento y comunicaciones registró un crecimiento anualizado de 5,5% debido al aumento en la demanda por telefonía celular e internet.
  • Los servicios a empresas se incrementaron 5,4%, principalmente los relacionados con turismo, las actividades empresariales así como los de ingeniería-arquitectura y jurídicos, estos últimos han sido impulsados por la evolución de la construcción con destino privado.
  • Los establecimientos financieros y seguros alcanzaron un crecimiento de 6,4% debido al aumento en el crédito al sector privado y de captaciones a plazo, así como el mayor volumen de transacciones derivado de la utilización de tarjetas de débito y crédito.
  • La construcción creció un 7,6%, por la recuperación en la construcción con destino público (de proyectos relacionados con infraestructura vial) que se sumó al continuo dinamismo en el desempeño de la construcción con destino privado (vivienda, comercio, industria y oficinas).

La actividad manufacturera creció 3,2% debido principalmente al crecimiento de la producción de productos plásticos, llantas e implementos médicos, entre otros.

Finalmente, la actividad agropecuaria se redujo en 12,2% debido a los efectos climáticos adversos derivados del fenómeno El Niño Oscilación Sur (ENOS) que afectó, principalmente, la producción de los cultivos de banano, arroz y en menor medida, piña.

Balanza de pagos

Entre octubre y diciembre de 2014, el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos se ubicó en 1,4% del PIB anual del 2014. Este resultado se asocia a una brecha comercial negativa y al pago neto por concepto del uso de factores de producción de no residentes; compensados parcialmente por el superávit de los servicios y las transferencias corrientes.

En el cuarto trimestre el resultado del intercambio de bienes condujo a un déficit comercial de US$1.474 millones, inferior en US$221 millones al observado en igual trimestre del año previo, lo que se explica por la reducción de 10% en las compras externas de bienes; dado que el valor de las exportaciones registró una contracción de 8,2%.

Pin It on Pinterest

Share This