Envío del satélite al espacio y puesta órbita se realizará entre finales del 2017 y principios del 2018

Por Revista Summa

El lanzamiento del primer satélite costarricense que será puesto en órbita, avanza según el plan de trabajo establecido por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC).

A inicios del próximo año, el Proyecto Irazú empezará una de las etapas más importantes del proceso: el ensamblaje de sus componentes. Esta fase se realizará en un cuarto limpio grado FDA, en la Zona Franca Coyol.

Luis Diego Monge, gerente de proyecto de ACAE y el TEC, explica que el ensamblaje del satélite, adicional a ser una de las etapas más importantes del proyecto, es sin duda una de las más complejas, ya que durante esta, todos los componentes y elementos son integrados en un solo sistema funcional.

“En ACAE y el TEC estamos muy orgullosos de iniciar el próximo año con esta etapa de la mano de ocho profesionales talentosos, quienes se encargarán de verificar que este proceso se realice adecuadamente, para garantizar que al finalizar esta etapa, el satélite está listo para ser puesto en órbita”, comenta Monge.

Superada esta fase, el satélite será probado en suelo costarricense, para verificar que los componentes y sistemas, interaccionan correctamente y que son capaces de soportar: el estrés del lanzamiento, la operación en condiciones de vacío, temperaturas y micro gravedad que encontrará en el espacio exterior.

Posteriormente, el primer satélite centroamericano será enviado a Japón, donde inicialmente será sometido a más estudios que simulan las condiciones extremas del lanzamiento y del entorno orbital de la manera más realista, con la intención de comprobar su funcionamiento. Una vez aprobadas esas pruebas, el satélite será enviado al espacio entre finales del 2017 y principios del 2018; y se planea que esté en órbita por unos seis meses.

Importancia nacional. El objetivo principal del satélite será la recolección de los datos necesarios que permitan estudiar los efectos del cambio climático en Costa Rica, contribuyendo a cumplir la meta de ser carbono-neutral en el año 2021.

Esto se llevará a cabo por medio de la retransmisión de la información que reciba el satélite en el espacio, provenientes a los dendrómetros ubicados en una parcela en la zona norte del país. El objeto generará una medición de datos dos veces al día y las mismas se relacionarán con cantidades de CO2 secuestrado y con otras variables que se medirán en la parcela como: temperatura, humedad, cantidad de luz, entre otras.

“El Proyecto Irazú marca un hito histórico, ya que permite demostrar que Costa Rica tiene la capacidad de realizar exitosamente un proyecto espacial de alta complejidad en todas sus etapas. Aunado a esto, reafirma el compromiso que tiene el país con la conservación y protección del Medio Ambiente”, explica Monge.

Entrega de regalías. A partir del 14 de noviembre del presente año, ACAE estará entregando a las personas que se unieron y patrocinaron al Proyecto Irazú a través de la plataforma KickStarter, la regalía correspondiente según el monto donado.

“Más de 900 personas dieron su aporte y contribuyeron para que el Proyecto Irazú continuara su trayecto al espacio exterior. Cada una de ellas estará recibiendo su regalía en la puerta de su casa, por lo que queremos motivar a las personas que no han registrado su dirección física, que lo hagan en el siguiente correo electrónico: comunicacion@acae-ca.org”, finaliza Monge.

Las regalías que se estarán entregando van desde llevar su nombre al espacio en el satélite, hasta certificados de agradecimiento, parches bordados de la misión, afiches oficiales, camisetas, entre otros. Para las donaciones más altas, se incluyen además visitas guiadas a las instalaciones donde estará el satélite justo antes de ser enviado a hacer las pruebas y certificación, modelos a escala y una invitación a la fiesta por el lanzamiento en el 2017.

Pin It on Pinterest

Share This