A dos años y cuatro meses de Gobierno, el mandatario salvadoreño entregó a la población estas importantes obras que mejorarán la calidad de vida de la población.

Por Revista Summa

Las dos principales obras sociales de gran envergadura que fueron inauguradas esta semana por el Presidente Nayib Bukele beneficiarán a millones de familias: La planta potabilizadora Torogoz, ubicada en San Pablo Tacachico, La Libertad y el paquete I del periférico Gerardo Barrios, en San Miguel.

Ambas obras son deudas históricas de los pasados gobiernos que prometieron la construcción de estos proyectos, pero jamás movieron un dedo para volverlos realidad.

Los pobladores escucharon por años el mismo discurso prometedor, sobre todo en periodos preelectorales, mientras que las soluciones nunca llegaron.

A dos años y cuatro meses de Gobierno, el mandatario salvadoreño entregó a la población estas importantes obras que mejorarán la calidad de vida de la población. La referida planta potabilizadora fue modernizada a un costo de $78 millones y se ha incrementado la capacidad para abastecer agua a 1.5 millones de usuarios en 11 municipios del Gran San Salvador.

El periférico Gerardo Barrios forma parte del plan estratégico de movilidad vial que tiene en desarrollo el Gobierno a escala nacional y consta de cuatro paquetes con una inversión que ronda los $160 millones.

El proyecto en su conjunto cubre una longitud de 21 kilómetros de carretera con diferentes obras de paso: puentes, rotonda, áreas de seguridad, pasos a desnivel, ampliación de vías y construcción de nueva carretera.

Es importante destacar que este Gobierno ha mantenido en desarrollo los planes de modernización en medio de la peor pandemia en 100 años. La crisis mundial no ha sido excusa para detener el desarrollo y hacer las correspondientes inversiones millonarias.

Entre los planes de Gobierno del Presidente está llevar a El Salvador a otro nivel de desarrollo en cuanto a la modernización de sus vías de comunicación, porque así se contribuye al desarrollo de cada familia.

La zona oriental ha pasado por décadas de olvido de parte de los expresidentes de la República y esta administración ha vuelto a ver hacia el oriente del país para llevar desarrollo con nuevos planes y proyectos como la activación del Puerto de La Unión, El Tren del Pacífico y el aeropuerto de Oriente, entre otros.

Pin It on Pinterest

Share This