Más de 57.000 docentes y funcionarios administrativos en las escuelas habilitadas para reabrir están vacunados contra la covid.

Por EFE

Un total de 78 escuelas, de las más 3.100 que hay en Panamá, iniciaron clases semipresenciales este lunes tras más de un año cerradas por la pandemia, en medio de críticas y aplausos a las autoridades por el manejo del tema educativo en medio de la crisis sanitaria.

En abril pasado Unicef dijo que, tras 16 meses con las escuelas cerradas, Panamá era el «país del mundo con mayor cantidad de días sin educación presencial o semipresencial», y que la «reapertura segura, gradual, flexible y voluntaria de escuelas es un imperativo para garantizar un acceso equitativo a la educación».

El régimen de clases semipresenciales habilitado a partir de este lunes contempla a escuelas de baja matrícula y situadas en zonas con baja incidencia de la covid. Consiste en asistir al aula algunos días pocas horas a la semana en grupos pequeños y escalonados.

ALZA DE CASOS Y CRÍTICAS A LAS AUTORIDADES

En un principio se anunció la reapertura de 100 escuelas, pero a última hora el Ministerio de Educación (Meduca) sacó a 22 de ellas de la lista porque en las zonas donde están situadas comenzaron a subir los casos de la covid-19 tras un período de control de la enfermedad.

La Cámara de Comercio Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP) criticó que se haya suspendido la apertura de las 22 escuelas, pues se han preparado «durante meses» para hacerlo, y sostuvo que «la evidencia científica demuestra que los contagios no se dan en los colegios ni los centros de trabajo» sino «en el ocio» que «termina promoviendo aglomeraciones comunitarias».

Las autoridades de Panamá ordenaron en marzo de 2020 el cierre de las escuelas y desde entonces se han impartido las clases a distancia, a través de medios como la internet -donde está habilitada-, radio y televisión.

El debate sobre la apertura de las escuelas divide a los padres: mientras unos piden que sigan las clases a distancia hasta que todo el mundo esté vacunado por el temor que sienten de que sus hijos enfermen, otro exigen la vuelta a las aulas con el argumento de que los niños no están aprendiendo lo suficiente ni bien desde casa.

De acuerdo con los datos oficiales, más de 57.000 docentes y funcionarios administrativos en las escuelas habilitadas para reabrir están vacunados contra la covid.

Panamá acumula 377.776 casos confirmados y 6.370 muertes por la covid-19. Pese a que se haya vacunado ya al 14 % de la población y se haya alcanzado cierto control de la enfermedad, las autoridades insisten a la población que mantenga las medidas de bioseguridad, pues ya se experimenta una subida de casos diarios.

SI TIENEN POSIBILIDAD DE REGRESAR A CLASES, QUE LO HAGAN

El centro educativo Las Zanguengas, ubicado en Panamá Oeste, es una de las 78 escuelas con baja matrícula y multigrado habilitadas para reabrir y dar clases semipresenciales.

«Hoy comenzamos esa interacción con los niños, que esperamos sea muy satisfactoria porque hemos estado un año fuera de la estructura educacional», le dijo a Efe la directora encargada del plantel, Lenny Pérez.

Se han establecido todos los protocolos de bioseguridad dictados por las autoridades, y su cumplimiento es velado por padres de familia voluntarios, pues son ellos los que toman la temperatura de los niños al entrar a la escuela, y los que limpian las aulas luego de la salida de los distintos grupos de estudiantes.

«Si tienen la posibilidad de regresar a clase, que lo hagan, podemos regresar con mucha seguridad a nuestras aulas. No hay nada mejor que esa interacción entre docente y estudiante», afirmó la directora.

Julisa Rivera, 26 años, es una de las madres voluntarias que ayuda a tomar la temperatura y a limpiar las aulas una vez terminadas las clases de cada grupo de estudiantes, que asisten en la mañana y en la tarde.

«Nos motivamos a venir a ayudar a la maestra porque se benefician los niños, aprenden más», dijo Rivera a Efe.

Pin It on Pinterest

Share This