Es importante que al inicio de cada año te plantees metas en el ámbito laboral, para que al finalizarlo, seas una persona con nuevas herramientas, habilidades y cambios positivos en tu empleo.

Por El Salvador 

Una ola de nuevos objetivos para el año venidero se aproxima, jóvenes y adultos se plantean muchos cambios cada año.

Dentro de las metas a cumplir se encuentran las que tienen que ver con aspectos personales: ahorrar, hacer ejercicio, comer mejor y también, las de carácter laboral, un aspecto que es importante a tener en cuenta.

Tras la temporada de fin de año, deberás hacer un análisis de los cambios positivos que has tenido como persona a lo largo de este 2017, con el objetivo de ser mejor cada día, porque no puedes quedarte sin avanzar hacia el éxito y superarte.

Acá encontrarás una guía de cómo establecer adecuadamente tus metas para el nuevo año laboral que estás por iniciar .

No lo dejes solo en papel, haz un esfuerzo para que se conviertan en acciones que te formen de manera eficiente para tener éxito en ese aspecto de tu vida.

Diferencia entre propósito y meta

Retomar los propósitos de años anteriores es muy común, lo cual no es del todo correcto, porque cada año tu desarrollo debe ser mejor; el error es que te planteas propósitos y no metas, para aclarar esto, acá la diferencia.

Un propósito recae en un concepto ambiguo en el que, lo planteado se convierte en deseo y se queda solo como algo anhelado.

En cambio una meta, es un objetivo que se establece a largo plazo, pero con la motivación de cumplirla a corto plazo, para obtener resultados eficientes.

Lo que resulta más efectivo es que las metas se componen de dos objetivos, en ellas tienes que definir el tiempo en el que deseas lograrlas y establecer lo que harás para ello.

Por ejemplo, un propósito es “aprender inglés” y en una meta se establece en cómo vas a conseguirlo, “inscribirme en clases de inglés y culminar el primer nivel en dos meses para tener mejores posibilidades en mi trabajo”, en el caso que tu empresa tenga la disposición de ofrecer mejores oportunidades internas, por ese conocimiento.

Ahora que ya conoces la diferencia, la pregunta es: ¿Qué te plantearás este año: metas o propósitos?, recuerda que la respuesta te brindará el éxito al final del 2018.

Consejos para establecer metas reales

En caso que tengas propósitos que aún no has cumplido, pero llevas replanteándotelos al inicio de muchos años consecutivos, es hora de cambiar de chip y desarrollar al máximo tu capacidad para formular metas y no propósitos, que en el lapso de tres o cuatro meses quedarán difusos y sin cumplirse.

Elabora metas personales para el ámbito laboral y escríbelas, no importa si ya cuentas con un empleo o estás en busca de uno, primero porque te ayudará a clarificar lo que deseas lograr y segundo porque al finalizar el trayecto, en los 365 días, serás mejor persona de lo que eras en el día uno.

Claramente, en caso de contar con un empleo, las metas serán con base al área donde te desempeñes. En el caso de establecer unas que te ayuden a encontrar el trabajo deseado debes realizarte preguntas como: ¿Qué quiero?, ¿Por qué lo quiero? Y ¿Cómo puedo lograrlo?.

Con base a ellas, comenzarás a sacar una lista de elementos claves con los que formularás tus metas de manera realista y puedas lograrlas a futuro.

¿Cómo lograr tus metas?

Cumplir con lo que te propones en ocasiones no resulta fácil, pierdes el interés en lo que deseabas a medida que desvías de la vista de tus objetivos, para evitarlo, toma en cuenta los siguientes consejos.

  • Formula de manera concreta

El hecho que seas más preciso al momento de escribir tus objetivos te ayudará a que resulten más fáciles de cumplir; por ejemplo, escribe: “inscribirme en un diplomado de gestión estratégica y liderazgo en los primeros tres meses del año”, en lugar de colocar “Estudiar un diplomado”, a medida que seas más específico, podrás cumplir lo que te propongas.

  • Visualízate

Cuando tengas establecidas tus metas debes visualizar cómo te verías cumpliéndolas, esto te motivará a hacerlas realidad. Otra clave que funciona es que busques imágenes relacionadas a las actividades que ejercerás y colocarlas sobre un cartel en algún lugar donde la veas todos los días, tu habitación o tu cocina son buenas opciones.

  • Busca apoyo

Hay actividades en las que necesitarás el apoyo de alguien, olvídate de la duda y busca un compañero que te motive y, si es necesario, que te propicie recursos para cumplir con lo planteado.

  • Plantea las ventajas

Toda meta se basa en un área en la que deseas mejorar, por lo tanto, debajo de cada numeral, coloca lo que serás al cumplir con ella, al tener en cuenta lo que harás y el resultado que obtendrás, la motivación será aún mayor para alcanzarla.

  • Objetivos claros

Plantéate de manera precisa lo que deseas cumplir para que no te desvíes de la meta final o tomes el rumbo equivocado. Algo importante a tomar en cuenta es que la metas que te traces deben ser realistas y que dependan de ti, recuerda que eres un ser con potencial, capaz de cumplir lo que te propongas

Pin It on Pinterest

Share This