En 2020, la compañía obtuvo un beneficio de US$9.616 millones.

Por Revista Summa

La farmacéutica estadounidense Pfizer anunció este martes que espera facturar unos 15.000 millones de dólares este año con su vacuna contra la covid-19 desarrollada junto a BioNTech, lo que supone en torno a un 25 % de sus previsiones de negocio.

Pfizer, que dio cuenta de sus resultados trimestrales y acumulados esta mañana, destacó que sus previsiones totales de facturación se sitúan entre los 59.400 y US$61.400 millones para el ejercicio entero, una cifra que refleja la progresiva vacunación de los países y su recuperación económica.

En 2020, la compañía obtuvo un beneficio de US$9.616 millones, un 41 % menor al del año anterior, mientras que sus ingresos aumentaron un 2 %, hasta 41.908 millones, principalmente gracias a las ventas de sus productos oncológicos y de medicina interna.

«Nuestra habilidad para movernos rápido y utilizar ciencia puntera para ayudar a atajar los retos médicos más importantes del mundo fue puesta a prueba por la pandemia de covid-19. Nuestro éxito de récord en el desarrollo de una vacuna, junto a nuestra socia BioNTech, es solo un ejemplo de lo que esta nueva Pfizer es capaz de hacer», dijo su máximo ejecutivo, Albert Bourla.

La vacuna contra la covid-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech fue hace dos meses la primera del mundo en obtener la aprobación de uso de emergencia por parte de las autoridades, en Reino Unido, y cuenta ahora con luz verde en más de medio centenar de países, pero los problemas se han trasladado a su distribución.

Pfizer señaló que ha acordado suministrar 200 millones de dosis con el Gobierno de EEUU y adelantó su fecha de entrega a «finales de mayo» cuando antes había hablado de julio.

La farmacéutica ya registró una mejoría en sus cifras en el cuarto trimestre de 2020, incluyendo las primeras ventas de la vacuna anticovid que generaron US$154 millones.

Entre octubre y diciembre, Pfizer obtuvo unas ganancias de US$594 millones, revirtiendo las pérdidas de 337 millones que sufrió en el mismo tramo de 2019, y tuvo una facturación de US$11.684 millones, un 12 % más alta a nivel interanual.

En el año, la mitad de las ventas han correspondido a productos oncológicos (casi US$11.000 millones, con un crecimiento del 21 %) y de medicina interna (9.000 millones, un 2 % más).

La división de vacunas de Pfizer ingresó unos US$6.500 millones (2 % más) y la de mayor proyección fue la de enfermedades raras, que creció un 29 % hasta casi US$3.000 millones.

Pfizer elevó su previsión de beneficio por acción en 2021 «debido principalmente a refinamientos adicionales de las perspectivas de facturación de la vacuna de covid-19» hasta un rango de 3,10 a US$3,20, por encima de los entre 3 y 3,10 que había anunciado a mitad de enero.

Pin It on Pinterest

Share This