La confianza en el crecimiento de los propios ingresos de las compañías está en su punto más bajo desde 2009.

Por Revista Summa

Ahora que entramos en una nueva década, los CEO muestran niveles récord de pesimismo en la economía global, cuando el 53% predice una disminución en la tasa de crecimiento económico en 2020. Esto es un aumento del 29% que había en 2019, y tan solo 5% en 2018, el mayor nivel de pesimismo desde que empezamos a hacer esta pregunta en 2012. En contraste, el número de CEO que proyecta un aumento en la tasa de crecimiento económico bajó de 43% en 2019 a tan solo 22% en 2020. Estos son algunos de los hallazgos clave de la 23ª. encuesta de PwC a casi 1,600 CEO de 83 países del mundo, lanzada hoy en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

El pesimismo de los CEO sobre el crecimiento económico global es particularmente significativo en Norteamérica, Europa Occidental y el Medio Oriente, con 63%, 59% y 57% de los CEO de esas regiones que predicen un crecimiento global más bajo durante el próximo año.

“Dada la continua incertidumbre sobre las tensiones comerciales, los temas geopolíticos y el desacuerdo sobre cómo tratar con el cambio climático, no ha de sorprender la decaída en la confianza en el crecimiento económico, aun cuando la escala en el cambio del humor lo sea”, dice Bob Moritz, director de la red PwC.

“Estos retos que enfrenta la economía global no son nuevos, sin embargo, su escala y la velocidad en la que algunos de ellos están escalando es nueva. El tema principal para los líderes que se reúnen en Davos es: cómo vamos a unirnos para atacar esto juntos”.

“Por el lado positivo, aunque existe un récord en el pesimismo entre los líderes comerciales, existen aún oportunidades reales. Con una estrategia ágil, un enfoque claro sobre el cambio en las expectativas de los interesados, y la experiencia que muchos han construido durante los últimos diez años en un entorno desafiante, los líderes de los negocios pueden afrontar una crisis económica y continuar progresando”.

La confianza de los CEO en el propio crecimiento de ingresos decae

Los CEO tampoco están muy positivos sobre las expectativas de sus propias compañías durante el próximo año, y tan solo el 27% de ellos dice sentirse “muy confiado” en el crecimiento de su propia organización en los próximos 12 meses, el nivel más bajo que hemos visto desde 2009, y un descenso del 35% del año pasado.

Aunque los niveles de confianza son generalmente bajos alrededor del mundo, existe una amplia variación de país a país, y China e India muestran los más altos niveles de confianza entre las principales economías con 45% y 40%, respectivamente, EE.UU. con 36%, Canadá con 27%, el Reino Unido con 26%, Alemania con 20%, Francia con 18%, y Japón tiene el CEO menos optimista con tan solo 11%, muy confiado en el aumento de los ingresos en 2020.

Al preguntarles sobre sus propias expectativas de crecimiento de ingresos, se ha comprobado que el cambio en el sentir de los CEO es un excelente indicador del crecimiento económico global. Analizando sus pronósticos desde 2008, la correlación entre la confianza de los CEO en su crecimiento de ingresos en 12 meses y el crecimiento real logrado por la economía global ha sido muy cercano (ver muestra 4 en las notas).

Si el análisis sigue vigente, el crecimiento global pudiera disminuir a 2.4% en 2020, por debajo de muchos estimados, incluyendo la predicción de crecimiento de octubre de 3.4% del FMI.

China mira más allá de EE.UU. para crecimiento

En términos generales, Estados Unidos apenas mantiene su liderazgo como el principal mercado al que los CEO consideran para el crecimiento por los próximos 12 meses, con el 30%, un punto porcentual por encima de China, que está en 29%. Sin embargo, los continuos conflictos comerciales y las tensiones políticas han hecho una gran mella en el atractivo de EE.UU. para los CEO de China. En 2018, el 59% de los CEO de China seleccionó a EE.UU. como uno de sus 3 principales mercados de crecimiento. En 2020 esto ha bajado dramáticamente a tan solo 11%. La pérdida de EE.UU. ha sido la ganancia de Australia, ya que 45% de los CEO de China la consideran como uno de los tres principales mercados de crecimiento, comparado con tan solo 9% dos años atrás.

Los otros países que logran estar entre los cinco primeros para el crecimiento siguen siendo los mismos del año pasado: Alemania (13%), India (9%) y el Reino Unido (9%). Un fuerte resultado para el Reino Unido, dada la incertidumbre que ha creado el brexit. Australia está apenas afuera de los 5 principales, impulsado por el incremento en su atractivo para los CEO de China.

Aumentan las preocupaciones sobre un crecimiento económico incierto

En 2019, cuando se preguntó sobre las principales amenazas para las expectativas de crecimiento de sus organizaciones, el crecimiento económico incierto figuraba fuera de las diez principales preocupaciones para los CEO, en el número 12. Este año ha brincado al tercer lugar, justo después de conflictos comerciales –otro riesgo que ha escalado en la agenda de los CEO– y la incesante sobrerregulación, que nuevamente ha estado en el primer lugar de la tabla como la amenaza número uno para los CEO.

Los CEO están también cada vez más preocupados sobre las amenazas cibernéticas, el cambio climático y el daño ambiental, sin embargo, a pesar del aumento en el número de eventos climáticos extremos y la intensidad del debate sobre el tema, la magnitud de otras amenazas continúan eclipsando el cambio climático, que aún no llega a las principales diez amenazas para el crecimiento para los CEO.

Vigilancia policial del ciberespacio

Mientras los CEO del mundo expresan claras preocupaciones sobre la amenaza de la sobrerregulación, también predicen cambios regulatorios significativos en el sector de la tecnología. Globalmente, más de dos tercios de ellos creen que los gobiernos introducirán nuevas leyes para regular el contenido tanto en la internet como en las redes sociales, y para dividir a las compañías tecnológicas dominantes. Una mayoría de los CEO (51%) también predice que los gobiernos impondrán cada vez más al sector privado para que otorguen una compensación financiera a los individuos por los datos personales que recogen.

Sin embargo, tienen dudas sobre si los gobiernos están logrando el balance correcto entre aumentar la confianza del consumidor y mantener la competitividad de los negocios, al diseñar las regulaciones de privacidad, con el 41% que opina que sí está logrando el balance correcto, y el 43% que no.

El reto de mejorar las destrezas

Aunque la escasez de destrezas clave continúa siendo una de las principales amenazas para el crecimiento según los CEO, y que están de acuerdo en que reentrenar/mejorar las destrezas es la mejor manera de cerrar las brechas de habilidades, no están haciendo mucho avance en atacar el problema, y únicamente el 18% dice que ha logrado un “progreso significativo”, al establecer un programa de mejoramiento de destrezas. Los trabajadores se hacen eco de esta opinión. En una encuesta separada por PwC, el 77% de 22,000 trabajadores de todo el mundo dice que les gustaría aprender nuevas destrezas o reentrenarse, pero solo el 33% siente que se le ha dado la oportunidad para desarrollar destrezas digitales fuera de sus deberes normales.

“La mejora de las destrezas será uno de los principales temas discutidos esta semana en Davos, y los líderes comerciales, los educadores, el gobierno y la sociedad civil deberán trabajar juntos para asegurarse de que la gente de todo el mundo permanezca productivamente involucrada en trabajo significativo y gratificante. Los líderes juegan un papel clave; aunque la gente puede temerle al futuro, quiere aprender y desarrollarse y está esperando que los líderes les proporcionen un camino confiable hacia adelante”, añadió Bob Moritz.

Cambio climático, ¿oportunidad o reto?

Aunque el cambio climático no aparece en la lista de las primeras diez amenazas a las perspectivas de crecimiento de los CEO, estos están expresando una creciente apreciación por la ventaja de tomar acción para reducir su huella de carbón.

Comparado con una década atrás, cuando hicimos esta pregunta por última vez, los CEO están ahora el doble de propensos a estar “muy de acuerdo” de que invertir en las iniciativas de cambio climático impulsará la ventaja relativa a la reputación (30% en 2020 comparado con 16% en 2010 y el 15% hoy comparado con el 13% en 2010) consideran que las iniciativas de cambio climático llevan hacia nuevas oportunidades de productos y servicios para su organización.

Aunque las opiniones sobre las oportunidades de productos y servicios impulsados por el cambio climático han permanecido relativamente estables en EE.UU. y el Reino Unido, ha habido un cambio dramático en opiniones en China en los últimos diez años. En 2010, solo el 2% de los CEO de China consideraba que el cambio climático conlleva oportunidades, mientras que en 2020 esto ha aumentado al 47%, por mucho el más grande aumento de CEO en cualquier país incluido en la encuesta. Sin embargo, para que estas oportunidades se conviertan en historias de éxito a largo plazo, los principios del cambio climático deben integrarse a la cadena de suministro del negocio y a la experiencia del cliente.

Pin It on Pinterest

Share This