Colombia incluyó en 2014 a Panamá en una lista gris porque lo acusaba de no entregar información financiera.

Por: Panamá América

El próximo 30 de septiembre vence el plazo de un año que se dieron Colombia y Panamá para establecer un acuerdo que permita el intercambio de información tributaria y financiera, luego de que los colombianos incluyeran al país en su lista gris, pero hasta la fecha no se ha logrado ningún acuerdo.

Según Adolfo Linares, miembro de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), se maneja información de que Colombia se mantiene firme en algunos temas, lo que no ha permitido lograr un acuerdo entre las partes, aunque se desconoce a fondo la discusión, ya que las negociaciones se han mantenido en estricta confidencialidad.

El 11 de septiembre pasado, concluyó en Colombia la que muchos catalogaban como la última ronda de negociaciones para suscribir el tratado, pero no se dio el anuncio esperado y habrá otra ronda de negociaciones, esta vez en Panamá, sin que se conozca por el momento una fecha determinada, aunque debería ser antes del 30 de septiembre.

Debido a la firma de este memorando de entendimiento, firmado en octubre del año pasado, Colombia retiró a Panamá de la lista gris de paraísos fiscales.

Colombia incluyó a Panamá en una lista gris porque lo acusaba de no entregar información financiera.

Ante esta situación, Panamá dio un plazo a Colombia para que lo retirara de la lista, de lo contrario lo incluiría en una lista de países discriminatorios. Colombia accedió a sacar a Panamá debido a que aceptó negociar el tratado de doble tributación que hasta el momento no se ha logrado.

Expertos en temas económicos señalan que las negociaciones se han dado en un entorno de chantaje por parte de Colombia hacia Panamá, ya que existe la posibilidad de que incluyan nuevamente al país en la lista gris, de no llegar a un acuerdo.

Linares aseguró que el interesado en firmar el acuerdo es Colombia, por lo que tendrá que aceptar las condiciones que Panamá le presente, ya que es un principio fundamental del derecho internacional público, que «ningún país puede imponer condiciones sobre otro».

El economista Juan Jované indicó que con este tratado, en tema tributario Panamá no tiene beneficios, ya que su sistema tributario es territorial, por lo que obtener información de empresas panameñas en Colombia no le sirve de mucho.

«Lo cierto es que hay una especie de chantaje para Panamá, ya que la amenaza es la lista gris», aseguró.

Jované indicó que este tratado podría traer complicaciones en cuanto a las inversiones, ya que los empresarios que están dispuestos a invertir no querrán venir porque sienten que hay más restricciones en el país.

De las inversiones que Colombia realiza en el exterior, el 41,8% se concentra en Panamá, lo que representa unos US$3.202 millones, aproximadamente.

En Panamá existen alrededor de 150 empresas colombianas radicadas en varios sectores como energía, hoteles, restaurantes y centros comerciales, construcción, transporte, comunicaciones, industrias de bebidas. Banca, entre otros.

Linares indicó que la inversión colombiana podría estar en peligro en la medida que este tratado no proteja los principios básicos y fundamentales que otorga la Constitución de Panamá como principio de la privacidad, el principio a la confidencialidad y debido proceso y presunción de inocencia.

El economista Raúl Bethancourth también afirma que en efecto Colombia estaría aplicando un chantaje a Panamá, pero que al país no le debe preocupar la lista gris, ya que en la misma se incluye a los países que se considera que no están cumpliendo con normativas internacionales, y Panamá está cumpliendo.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de La Guardia, señaló la semana pasada que Panamá va a firmar un acuerdo que sea conveniente para sus intereses.

Agregó que el país no estaría presionado con fechas fatales impuestas por otros Estados.

Pin It on Pinterest

Share This