Con varios años de atraso, las instalaciones fueron recibidas formalmente por el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá.

Por EFE

El Gobierno panameño recibió este lunes el nuevo Centro de Convenciones Amador, ubicado en las orillas del Canal de Panamá, que a un costo de 207 millones de dólares abre una ventana de oportunidades para el país y para la reactivación de su economía, golpeada por la pandemia, dijeron las autoridades.

Con varios años de atraso, las instalaciones fueron recibidas formalmente por el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, con la expectativa de que este bien se convierta en el mayor estimulante de la reactivación económica con el segmento de congresos y convenciones, informó la entidad oficial.

«El segmento de convenciones, exhibiciones y reuniones es probablemente el que más rápidamente puede contribuir a la reactivación económica, a través del ingreso de divisas desde el extranjero», afirmó Eskildsen.

El Panama Convention Center (PCC), más conocido como el centro de convenciones de Amador, está ubicado en la conocida como Calzada de Amador, y fue concebido para albergar a 23.906 personas y hasta cuatro eventos simultáneos.

Las convenciones son uno de los principales pilares del sector turístico del país, fuertemente golpeado por las restricciones impuestas a causa de la pandemia: la ocupación hotelera actual no llega al 10 % y la caída del ingresos se calcula en más de 3.700 millones de dólares.

Las modernas instalaciones del Panama Convention Center (PCC) fueron entregadas por parte del consorcio chino CCA-CSCEC, formado por CCA Building Panamá S.A, China State Construction Engineering Corporation, responsable de la construcción de esta megaobra.

La empresa estadounidense SMG Latin America LLC será la encargada de la administración y promoción internacional del centro de convenciones, que todavía tiene un listado de trabajos pendientes que no impiden la organización de eventos, indicó Eskildsen.

La ATP destacó que se recibe una obra equipada con tecnología de última generación tras años de una prolongada ejecución, que comenzó en 2012 y que, según con el contrato original, debió concluirse en 2014 en la pasada administración.

«Después de casi 9 años de obra, casi todo el 2020 con la construcción detenida, un secuestro de un sub contratista que impedía recibir la obra desde el mes de abril, hoy 23 de agosto finalmente recibimos el @panamaccenter, a través del Acta de Recibo Sustancial de Obra», señaló Eskildsen en sus redes sociales.

El centro fue licitado en 2012 por el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), pero el de Juan Carlos Varela (2014-2019) suspendió las obras en enero de 2015 de manera temporal mientras se investigaban supuestas irregularidades.

La ATP, un año después, rescindió el contrato con el primer grupo contratista para reanudar el proyecto con un consorcio internacional liderado por China State Construction Engineering Corporation (CSCEC), según datos oficiales.

Pin It on Pinterest

Share This