El país se compromete a tomar medidas para asegurar una balanza de pagos estable y una ratio de deuda pública respecto al PIB sostenible.

Por Revista Summa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó una operación por valor de US$400 millones que ayudará a Panamá a financiar los esfuerzos para contener la crisis sanitaria, mitigar su impacto sobre los hogares vulnerables y promover políticas que reduzcan su efecto en la economía en el corto plazo.

El préstamo de apoyo presupuestario permite al gobierno de Panamá la obtención de recursos de rápido desembolso desde el BID para financiar gastos corrientes de emergencia debido a la crisis, así como la generación de un marco estratégico de política fiscal de mediano plazo para recuperar la sostenibilidad fiscal y asegurar la estabilidad macroeconómica.

El apoyo del BID complementa un financiamiento aprobado por el Fondo Monetario International en abril pasado de asistencia financiera rápida para combatir la crisis del COVID-19 en el país.

De acuerdo con el programa, el país se compromete a tomar medidas para asegurar una balanza de pagos estable y una ratio de deuda pública respecto al PIB sostenible, así como a retomar una agenda de políticas fiscales graduales para asegurar la sostenibilidad fiscal una vez pasada la emergencia.

El crédito del BID será desembolsado en un único tramo, tiene un plazo de amortización de siete años, un período de gracia de tres años y una tasa de interés basada en LIBOR.

Pin It on Pinterest

Share This