País es considerado como ‘no cooperativo en materia de lucha contra el fraude y la evasión fiscal’.

Por: La Estrella de Panamá

Hace 50 días, Panamá fue incluida por la Comisión Europea en su lista negra de paraísos fiscales, en la que figuran 30 países o territorios considerados como ‘no cooperativos en materia de lucha contra el fraude y la evasión fiscal’.

Una de las acciones emprendidas por Panamá para salir de esta lista discriminatoria fue citar a los embajadores europeos acreditados en el país para reiterarles la solicitud de ser excluidos entre las ‘jurisdicciones consideradas no cooperadoras en materia fiscal’.

El vicecanciller Luis Miguel Hincapié, quien presidió la reunión, manifestó a los embajadores que es sumamente preocupante que un ente conformado por países amigos de Panamá, con fuertes vínculos diplomáticos y comerciales, desprestigien la imagen del país, que tiene una sólida plataforma financiera y corporativa.

Previo a esta reunión, países europeos como España, Reino Unido, Francia y Países Bajos, se habían pronunciado contra la inclusión de Panamá en dicho listado de la Comisión Europea.

El embajador de España en Panamá, Ramón Santos Martínez, dijo que enviaron sus comentarios a la Comisión Europea pidiendo la rectificación de la lista y la exclusión de Panamá.

‘La lista tenía una serie de errores y creemos que la Comisión Europea le dará una vuelta a la lista, porque Panamá no es un paraíso fiscal’, insistió.

Por su parte, el embajador de Francia en Panamá, Philippe Casenave, dijo que Panamá salió de la lista francesa de paraísos fiscales a principios del año 2012 y que esa lista es elaborada por el Ministerio de Economía y Finanzas francés, que es la única referencia legal que compromete a Francia.

‘Ninguna otra lista, de ninguna otra institución, tiene valor jurídico para Francia’, agregó.

En esa misma línea, el embajador del Reino de los Países Bajos en Panamá, Wiebe Boer, manifestó que no comparte la inclusión de Panamá en la lista negra de la Comisión Europea.

‘El Reino de los Países Bajos no tiene una lista negra y desde 2011 mantenemos un tratado bilateral con Panamá contra la doble tributación, que también contiene disposiciones sobre el intercambio de información para combatir el blanqueo de capitales’, detalló.

Igualmente, el embajador de Panamá en Bélgica y ante la Unión Europea se reunió con el representante de la Comisión Europea para expresar la disconformidad de Panamá por la publicación de un listado que no refleja un análisis real del sistema tributario del país y solicitó reconsiderar su posición para el beneficio mutuo de los ciudadanos y sectores financieros de ambos bloques regionales.

Ninguna de estas acciones han tenido resultado. Lo cierto es que Panamá sigue en esta lista que trae efectos nocivos. La viceministra de Finanzas, Eyda Varela, destacó que dentro de las consecuencias está el corte de las corresponsalías por parte de los bancos extranjeros, lo que afecta porque Panamá no tiene banco central; además, aumentan los costos operativos y poco a poco pueden ir cerrando las entidades financieras porque ‘quedamos desconectados del mundo, lujo que no puede darse Panamá como país de servicios’.

Pin It on Pinterest

Share This