Expertos consideran que la medida es acertada, ya que la deuda se ha incrementado en los últimos años, lo que les preocupa al poder caer en impago.

De aprobarse el anteproyecto de ley que establece la reducción del 1% del capital de la deuda pública anual para que el Gobierno pueda solicitar la suspensión temporal de los límites no financieros, se tendrían que hacer recortes de gastos suntuosos del presupuesto general, según economistas.

El anteproyecto adiciona el artículo 22A a la Ley 34 de 2008 sobre Responsabilidad Fiscal y establece que el Órgano Ejecutivo, por conducto del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), presentará a la Asamblea Nacional un informe anual del cumplimiento de esta disposición y el comportamiento de la deuda pública total, el cual debe basarse en datos reales.

La deuda pública de Panamá se ha incrementado en los últimos 10 años en un 120%, es decir, 12 mil 593 millones 970 mil dólares al pasar en el 2007 de 10 mil 470 millones 630 mil dólares a agosto de este año a la suma de 23 mil 64 millones 600 mil dólares.

Mientras que en un año se ha incrementado mil 396 millones 800 mil dólares al pasar de 21 mil 667 millones en agosto del año pasado a 23 mil 64 millones 600 en agosto de este año.

De ser aplicado el anteproyecto de ley con la actual deuda, el Gobierno tendría que disminuir del capital de la misma 2 mil 306 millones 460 mil dólares para poder hacer una solicitud en el cambio del tope fiscal.

La deuda pública se ha incrementado en parte, según los expertos, debido a los sobrecostos, corrupción y por gastos suntuarios.

Un informe del MEF sobre el balance fiscal del sector público no financiero a junio indica que los ingresos totales del Gobierno ascendieron a $ 5 mil 637 millones, sin embargo, los gastos fueron por el orden de 5,863 millones de dólares.

Un informe de la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano indica en cuanto a características de la deuda en un promedio de 2009- 2015, el 20% de la deuda de Panamá es interna, mientras que un 79.2% es externa y 1.9% bilateral, mientras que 18.8% son acreedores de entidades multilaterales y un 79.4% de entidades privadas.

Para el economista Olmedo Estrada, el capital de la deuda pública panameña se ha incrementado en los últimos años de manera desenfrenada sin ningún tipo de previsión y es tiempo que se frene esta situación porque el país no puede seguir endeudándose porque corre el riesgo de caer en un futuro en un impago.

Destacó que el 1% que se pretende reducir del capital de la deuda se puede lograr si se reducen gastos innecesarios del presupuesto general.

Por su parte, la economista Maribel Gordón destacó que actualmente la deuda real del país está por encima de los 30 mil millones y se tendrían que hacer grandes sacrificios presupuestarios para hacerle frente a ese compromiso afectando los proyectos sociales fundamentalmente.

Sin embargo, destacó que habría dos opciones para bajar el 1% de la deuda y sería a través de préstamos para pagar capital, o tomarlo de los ingresos, es decir, recortar el presupuesto y generalmente afectaría los proyectos sociales.

Mientras que Juan Jované, catedrático en economía, señaló que el Estado panameño no está defendiendo los intereses del país, sino el de los acreedores al comprometerse a pagar la deuda bajo cualquier circunstancia que se presente.

DGI implementa plan de control de cumplimiento de obligaciones

La Dirección General de Ingresos (DGI) ha implementado el Plan de control de cumplimiento masivo de contribuyentes omisos, y ha logrado enviar más de 130 mil correos a contribuyentes que han omitido la presentación de las declaraciones e informes que deben rendir obligatoriamente.

La medida permite tener acceso a 100% de los contribuyentes que omiten la presentación de las declaraciones del impuesto a la transferencia de bienes corporales muebles y la prestación de servicios (ITBMS), impuesto sobre la renta y otros informes.

La entidad indicó mediante un comunicado, que la medida  constituye un paso importante para lograr la regularización del cumplimiento formal de las obligaciones de los contribuyentes identificados como omisos.

Indicó, además, que de lo que se trata es de solicitar la presentación inmediata, a través de la página web de la DGI, de las declaraciones e informes no presentados.

Pin It on Pinterest

Share This